Y es rezar

Y es rezar -¡qué rezar!- decir: “te quiero”,
y lo es -¿no lo iba a ser?- decir: “me pesa”;
y el “quiero ver” del ciego,
y el “límpiame” angustioso de la lepra;
las lágrimas sin verbo de la viuda;
y el “no hay vino” en Caná de Galilea.

Y es oración, con la cabeza gacha,
después de un desamor, gemir: “¡qué pena!”.

Cualquier sincero suspirar del alma,
cualquier contarle a Dios nuestras tristezas,
cualquier poner en Él nuestra confianza,
-y esta vida está llena de “cualquieras”-
todo tierno decir a nuestro Padre,
todo es rezar…¡Y hay gente que no reza…!

P. José Luis Carreño Etxeandia
(Salesiano Don Bosco)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *