“¡Madre mía, de paisano no, de sacerdote siempre!

 

Mártir D. Juan Carrillo de los Silos.

“¡Madre mía, de paisano no, de sacerdote siempre! Que me concedas la gracia de derramar toda mi sangre, dar mi vida yo, el culpable, pero vistiendo mis hábitos taleres” Lo asesinan cobardemente en el Paseo del Transito de la Ciudad Imperial en la tarde del 31 de julio de 1936

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *