Si crees que el Señor vive contigo, allí donde tengas un lugar para vivir, tienes un lugar para orar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial

Enjoy this blog? Please spread the word :)