Arzobispo Gómez: La Iglesia está experimentando una ‘Crisis de no seguir a Jesucristo’

Que el próximo tiempo de Cuaresma sea un momento de renovado compromiso, para toda la Iglesia, “para llevar vidas verdaderamente cristianas, regresar a Jesús y abrir nuestros corazones a la santidad y al amor a los que Él nos llama”.

 

Por Catholic News Agency / Catholic Herald. 27 de febrero de 2019.

 

‘Esta es una crisis de fidelidad personal’, dijo el arzobispo.

 

El arzobispo José Gómez de Los Ángeles respondió a la Cumbre del Vaticano sobre los abusos enfatizando la necesidad de una renovación de la fidelidad en toda la Iglesia Católica.

 

“Esta crisis en la Iglesia es un tema de responsabilidad y transparencia. Pero lo más importante, en el fondo, esta es una crisis de fidelidad personal “, dijo en una declaración el 24 de febrero. “Es una crisis de no seguir a Jesucristo y no vivir de la manera que Él nos enseña a vivir”.

 

El arzobispo, quien se desempeña como vicepresidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos [USCCB], emitió su declaración luego de la conclusión de una cumbre de cuatro días en el Vaticano que reunió a los jefes de las conferencias episcopales de países de todo el mundo para hablar sobre el abuso sexual y la protección de los niños.

La cumbre discutió la responsabilidad, transparencia y rendición de cuentas, con testimonios en video de víctimas de abuso sexual, discusiones en grupos de trabajo, una liturgia penitencial y una misa de clausura con comentarios finales del Papa Francisco.

El cardenal Daniel DiNardo de Galveston-Houston [Texas], presidente de la Conferencia de Obispos de los Estados Unidos, dijo en una declaración que las medidas concretas de seguimiento de los casos en los Estados Unidos incluirán una intensificación de la Carta para la Protección de los Jóvenes, del año 2002, conocida como ‘The Dallas Charter’ [la Carta de Dallas] – que actualmente gobierna cómo las diócesis de los Estados Unidos manejan las acusaciones de abuso sexual contra sacerdotes.

Gómez, quien encabeza la arquidiócesis más grande de los Estados Unidos, dijo que siguió de cerca la cumbre del Vaticano, y que se vio “inspirado por el compromiso del Papa Francisco de eliminar el mal del abuso infantil en toda la Iglesia y de toda la sociedad en general”.

Se comprometió a que él y sus compañeros obispos trabajarán en los próximos meses en la importante tarea de “mejorar la forma en que manejamos las denuncias contra los obispos y continuar asegurando que los niños estén protegidos en nuestras parroquias, escuelas y otros ministerios”.

“La reforma y la renovación deben comenzar con los obispos y el clero”, dijo. “Pero todos los que estamos en la Iglesia estamos llamados a una nueva conversión, a la renovación de nuestros corazones y mentes – para que vivamos nuestra fe con mayor integridad, nueva devoción, y nuevo entusiasmo”.

Gómez señaló que una reliquia de San Juan Ma. Vianney se encuentra actualmente en la arquidiócesis de Los Ángeles, como parte de una gira nacional. Rezando frente al corazón de Vianney – conocido por su santidad como párroco – los fieles rezan por una renovación de la santidad, en particular entre los sacerdotes y los seminaristas, y por la curación de todos los que han sido lastimados por algún miembro de la Iglesia.

 

“Continuemos orando y trabajando para la sanación de los que han sido lastimados”, dijo el arzobispo. Pidió que el próximo tiempo de Cuaresma sea un momento de renovado compromiso, para toda la Iglesia:

 

“Para llevar vidas verdaderamente cristianas, regresar a Jesús y abrir nuestros corazones a la santidad y al amor a los que Él nos llama”.

 

 

[Traducción de Dominus EstArtículo original]

Tomado de  dominusestblog.wordpress.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial

Enjoy this blog? Please spread the word :)