EL SECRETO DE FÁTIMA: la actual Apostasía de Roma

El Mensaje de Nuestra Señora al mundo está contenido en lo que ha venido a llamarse el “Secreto” que Ella le confió a los tres niños videntes en Julio de 1917. El Secreto  se divide en tres partes, las dos primeras, escritas por Sor Lucía en 1941, cuando era carmelita en el Convento de Santa Teresa de Coimbra (Portugal) fueron públicamente reveladas por la Iglesia en Agosto de 1941.

               La Primera Parte del Secreto fue una terrible visión del infierno “donde van las almas de los pobres pecadores”, y contenía una urgente súplica de Nuestra Señora para llevar a cabo actos de oración y sacrificio para salvar almas.

En la Segunda Parte del Secreto, Nuestra Señora profetizó específicamente el estallido de la Segunda Guerra Mundial, a la vez que formulaba una seria petición: la Consagración de Rusia, como condición para la paz mundial. También predijo el inevitable triunfo de Su Corazón Inmaculado después de la Consagración de Rusia y la conversión de “esa pobre nación” a la Fe Católica.

La última parte del Secreto (a veces llamada “El Tercer Secreto”) aún no ha sido dada a conocer realmente, pero fue escrita por Lucía dos Santos, en 1944 y ha estado en posesión de la Santa Sede desde 1957. Fuentes de información sumamente confiables especulan que esta porción del Secreto se refiere a la Apostasía en la Iglesia Católica, que se inició coincidiendo con la muerte del Papa Pío XII y la posterior auto-demolición de la Iglesia con el triunfo del Modernismo, implantado por el  “Concilio Vaticano II”.

El dominico Padre Mario Luigi Ciappi, teólogo papal del Papa Pío XII, por su cargo en la Curia Romana, tuvo acceso al Secreto de Fátima y de su lectura, si bien no reveló el contenido, dijo: “En el Tercer Secreto (de Fátima) se predice, entre otras cosas, que la gran Apostasía en la Iglesia comenzará por lo alto” (1)

Monseñor Silvio Oddi, secretario secreto del Papa Pío XII y también destacado miembro del consejo papal advirtió: “… el Tercer Secreto (de Fátima)… no trata de una supuesta conversión de Rusia… sino que se refiere a la “revolución” en la Iglesia Católica” (3).

Juan XXIII (Cardenal Roncalli) ocuparía la Sede de Pedro a la muerte del Venerable Pío XII el 4 de Noviembre de 1958; para ese entonces, la Santa Sede tenía en su poder la carta que contenía la Tercera Parte del Secreto de Fátima, enviada desde Portugal, lacrada con el sello del Obispo de Leiría-Fátima, Monseñor da Silva.

Toda esta teoría, que a muchos podrá parecer ilusa, se refuerza en nuestros días gracias al estudio del escritor y periodista español José María Zavala, que desde hace años estudia toda la documentación oficial -y extraoficial- relacionada con el Secreto de Fátima; así por ejemplo, nos revela en su libro “El Secreto mejor guardado de Fátima” (3) cómo el mismo Padre Gabrielle Amorth, le confirmaba que también el Padre Pío le había profetizado la aparición de “una falsa iglesia en torno a 1960”, fecha indicada por la misma Virgen a Sor Lucía para que la Tercera Parte del Secreto se hiciese público, cuestión que evitó Juan XXIII (reinante en 1960).

La Hermana Lucía, en la narración oficial de las Apariciones de la Virgen en Fátima escribió al final de su Cuarta Memoria : “En Portugal, la Fe dogmática (el Dogma de la Fe) siempre se conservará”… Años más tarde, por obediencia al Obispo de Leíria, escribió en 1944 la Tercera Parte del Secreto de forma íntegra, en una sola hoja de unas veinticinco líneas aproximadamente, nada que ver con el falso documento, “cocinado” en el Vaticano, compuesto por cuatro hojas y un total de sesenta renglones, y que se trató de pasar por cierto en el año 2000.

Manuscrito de la Tercera Parte del Secreto de Fátima, excluido por el Vaticano
pero que lleva años circulando de forma extraoficial y que recientemente ha sido
autenticado en un peritaje caligráfico
LA APOSTASÍA o iglesia del infierno
 dirigida por un falso Papa

              Ahora voy a revelar la tercera parte del Secreto: Esta parte es la Apostasía en la Iglesia!

              Nuestra Señora nos mostró una visión de un individuo que yo describo como el “Santo Padre” frente a una multitud que lo vitoreaba.

              Pero había una diferencia con un verdadero Santo Padre, la mirada del demonio, éste tenía los ojos del mal.

              Entonces, después de algunos momentos vimos al mismo Papa entrando en una iglesia, pero esta Iglesia era la iglesia del infierno; no hay manera de describir la fealdad de ese lugar. Parecía como una fortaleza hecha de cemento gris con ángulos quebrados y ventanas similares a ojos; tenía un pico en el tejado del edificio.

             Enseguida levantamos la vista hacia Nuestra Señora que nos dijo: Visteis la Apostasía en la Iglesia; esta carta puede ser abierta por el Santo Padre, pero debe ser publicada después de Pío XII y antes de 1960.

             En el reinado de Juan Pablo II la piedra angular de la tumba de Pedro debe ser removida y llevada a Fátima. Porque el Dogma de la Fe no ha sido conservado en Roma, su autoridad será removida y entregada a Fátima. La catedral de Roma debe ser destruida y una nueva construida en Fátima.

            Si 69 semanas después de que esta orden se publique, Roma sigue su abominación, la ciudad será destruida. Nuestra Señora nos dijo que esto está escrito en Daniel 9:24-25 y Mateo 21:42-44 (4) (5)

Tomado de Sicut Oves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *