23/05/2022

3 pasos para prepararte para recibir al Espíritu Santo en la fiesta de Pentecostés

, 22 Abr. 22 (ACI Prensa).-
Con motivo de la Solemnidad de Pentecostés, que se celebrará este año el domingo 5 de junio, el P. Hans Zavala, sacerdote de la Orden de San Agustín y rector del Colegio Santa Rosa de Chosica (Perú), dio tres sencillos pasos para prepararse y recibir al Espíritu Santo en esta fecha especial.

La Iglesia Católica celebra la fiesta de Pentecostés cincuenta días después de la Pascua de Resurrección de Jesucristo, para conmemorar la Venida del Espíritu Santo sobre María y los apóstoles.

En Pentecostés, Cristo cumple la promesa que les hizo a los apóstoles de que Dios Padre enviaría al Espíritu Santo para llenarlos con los dones y gracias necesarias para llevar la Buena Nueva a todos los pueblos.

El P. Hans Zavala, sacerdote de la Orden de San Agustín y rector del Colegio Santa Rosa de Chosica (Perú), afirmó a ACI Prensa que después de la Pascua y de la Navidad, la fiesta de Pentecostés es muy importante para la vida de todo cristiano, pues le recuerda su misión evangelizadora en la Iglesia.

En ese sentido, animó a los católicos a prepararse para recibir el Espíritu Santo en Pentecostés con los siguientes tres pasos o consejos prácticos:

1.       Limpia tu alma: Reconcíliate con Dios, contigo mismo y con el prójimo

El P. Zavala dijo que “si queremos realmente recibir el Espíritu Santo como ese huésped de nuestras almas, debemos de hacer lo que toda persona haría cuando viene un visitante a nuestra casa: limpiar la casa. No podemos recibir a alguien si es que nuestra casa está sucia, y en este caso, sería limpiar nuestra alma”.

“¿Cómo? Reconcíliate con el Señor, ve al sacramento de la Reconciliación. Si tienes director espiritual, acércate a él, e intenta perdonar si es que tú tienes algo en contra de alguien. Limpia toda tu casa, para que el Espíritu Santo se sienta a gusto viniendo en tu vida y encuentre una morada limpia y digna para Él”, agregó.

El P. Zavala recordó que “el Espíritu Santo quiere morar en el corazón de los puros de corazón; no de aquellos que no se equivocan, sino de los que se reconcilian con Dios, que vuelven a su amistad con Él”, y que “no tienen ninguna diferencia con sus hermanos, sino que viven en paz con todo el mundo en cuanto a ellos les toca”.

2.       Adorna tu alma: Practica una virtud cada semana

El P. Zavala dijo que “después de haber limpiado la casa y sacado todo lo que no pertenece, no le gusta al Espíritu Santo o puede hacernos daño, adornamos nuestra alma a través de las virtudes”.

Elige practicar una virtud como la paciencia, la templanza o la prudencia, u otras, para adornar tu alma, y recuerda que “mientras más virtudes todos los días puedas practicar, mayores adornos tendrá tu casa”, dijo.

El sacerdote sugirió elegir practicar una virtud cada semana de los cincuenta días de Pascua. Esfuérzate en practicar esa virtud y verás cómo al llegar Pentecostés tendrás muchas virtudes y “tu casa no solamente estará limpia, sino que también estará ordenada”, señaló.

3.       Invita al Espíritu Santo a morar en tu alma con esta oración

Finalmente, el P. Zavala animó a “invitar al Espíritu Santo” a morar en tu alma y “recibirlo con todo el deseo que tu corazón pueda dar”. “San Agustín decía que nuestro deseo es nuestra oración, por lo tanto, si deseamos ardientemente al Espíritu Santo y le pedimos todos los días: ‘Espíritu Santo ven’, estoy seguro que Él se quedará contigo y dará muchos frutos en tu vida”, dijo.

El sacerdote sugirió realizar este último paso rezando todos los días una jaculatoria de esta antigua oración que recitamos en Pentecostés, o de cualquier himno o cántico al Espíritu Santo.

Desde ahora, toma una estrofa de este himno y repítelo durante todo el día como un estribillo en tu mente, “y vas a ver cómo también tu corazón poco a poco irá invitando al Espíritu Santo para poder recibirlo, no solamente cuando estés orando en una capilla, sino todo el día”, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: