07/02/2023

PODEMOS VENCER A SATANAS, EL MISMO DEMONIO NOS DA PAUTAS PARA HACERLO

PODEMOS VENCER A SATANAS, EL MISMO DEMONIO NOS DA PAUTAS PARA HACERLO

 Por: Padre Hector Ramirez 

El Padre Héctor Ramírez comparte con nosotros un fragmento de su charla «¿Cómo Vencer a satanás, Parte 1″… en donde nos da pautas claras, que el mismo demonio ha confesado durante exorcismos, para entender lo que le gusta y le disgusta a él y a sus legiones… y así, con esta información privilegiada poder vencerlo (para la gloria de Dios y con la gracia del cielo).

Extractos de su mensaje.

Satanás ha sido obligado a darnos una información privilegiada para poder luchar contra él.

Lo que más agrada a Satanás

  • Le gusta mucho la profanación de las hostias consagradas.
  • El aborto o sea la matanza de niños inocentes. El aborto y el satanismo están totalmente unidos.
  • La droga. Esto hace alocar a los jóvenes especialmente desde hace 30 años, pero ahora podemos decir con tristeza que hay adolescentes y muchos niños de corta edad que tienen experiencia con la droga.
  • El divorcio. La mayoría de las familias se están divorciando.
  • La moda. La falta de pudor en el vestido, especialmente el de la mujer (faldas cortas) que causa estragos porque peca ella y hace pecar a otros.
  • Los eclesiásticos que niegan la existencia del diablo y los eclesiásticos que niegan la existencia de Dios.
  • Las discotecas. El demonio las llama sus catedrales.

Lo que más desagrada a Satanás.

 

Estas palabras son del mismo demonio en exorcismos reales.

  • La confesión.

Que estúpido invento, cuánto daño me hacen, me hacen sufrir, como me espanta la confesión, aquella sangre de vuestro Dios. Lava vuestras almas y me hace escapar.

El padre Gabriel Amorth decía El exorcismo más poderoso es la confesión, porque allí el sacerdote cuando absuelve no solamente limpia el cuerpo sino el alma. El sacerdote no le pregunta a Satanás sino que le ordena, todo vestigio de pecado queda fuera. No le pregunta, recuerden que la posesión es corporal en cambio la absolución sacramental de la confesión es una orden, una pureza del alma. Ahora entendemos la fuerza que tiene un sacerdote. Si los sacerdotes confesáramos continuamente el mundo sería otro.

  • La comunión. La comunión es una comida donde se come y se bebe la sangre del Crucificado que yo he matado, aquí me encuentro desarmado. Los que se alimentan de esta Carne y beben de esta Sangre se hacen fortísimos contra mí. Se hacen invencibles a mis astutas seducciones y tentaciones, parecen diferentes a los otros ya que poseen una luz especial por lo que me rechazan rápidamente y se alejan de mí y me rechazan como a un perro. Me echan, me expulsan.

Al presidente Biden no se le puede dar la comunión, una persona que abiertamente aprueba, potencia y promueve el aborto no puede recibir el cuerpo de Cristo porque está en pecado habitual, tiene que confesar y tiene que públicamente manifestar que ya no está a favor del aborto por el daño que ha hecho por ser una figura pública. Las personas que le están dando la comunión darán cuenta a Dios. (Palabras del padre Ramirez).

  • La adoración al Santísimo.

Adoran un pedazo de pan cuantos insensatos pierden horas y horas, días y noches de rodillas adorando un pedazo de pan escondido en una caja sobre el altar del falso dios. Así destruyen todas las malas obras que hago.

  • El Rosario.

Odio el rosario, ese cacharro devastador es como un martillo que me destroza contra la cabeza. – Ayyyy, grita-  Es la invención de los falsos cristianos que no me obedecen y siguen a aquella mujer, son unos falsos, cuanto mal me hacen – gritos de espanto -.

A %d blogueros les gusta esto: