17/01/2021

Padre Cue, S.J. :Hermana espiga, la que estás granando para ser en mis manos blanco trigo …

 

Hermana espiga, la que estás granando

para ser en mis manos blanco trigo …

Camino de aquel día voy soñando,

déjame que esta vez sueñe contigo.

Hermana espiga. Esa. La elegida.

La que Dios enlazó con mi destino,

la que crece gemela con mi vida,

la que espera impaciente mi venida

-fiel a la cita- al borde del camino.

Yo no sé dónde creces, rubia hermana . . .

Pero sé que me aguardas. Sé que un día

cuando Dios esparcía

los granos de oro en tierra castellana,

en un grano escribía mi nombre y mi destino, y le decía:

«En sus manos serás mañana

trigo de eucaristía»…

Y sé que al ir rodando

por tantas sementeras,

entre el montón que han ido acumulando

las espigas de tantas primaveras,

sé que en tanto trasiego,

vas soñando conmigo … ¡y que me esperas!

(Padre Cue, S.J.)

A %d blogueros les gusta esto: