Homilía V Domingo de Pascua

Este domingo las lecturas nos dibujan un panorama que es el de los inicios de un grupo convocado en torno a la palabra de Dios. Se nos invita a asomarnos, a imaginar esos comienzos de la vida comunitaria a través de una incipiente organización de las tareas, de los ministerios y de la preocupación que sienten por el servicio y las urgencias que van saliendo al paso.

Los comienzos suelen ser titubeantes. Las dudas aparecen a la hora de seleccionar los materiales de construcción más adecuados o cuando hay que decidir la disposición más pertinente para que cumplan con la finalidad para la que fueron proyectados. Al mismo tiempo, las lecturas nos hacen caer en la cuenta de una necesaria disposición interior para acercarnos al Señor, para saber dónde se encuentra, para reconocerlo y para, finalmente, permanecer en él.

Dña. Montse Escribano

 

https://www.dominicos.org

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *