20/05/2022

Arquidiócesis restablece obligatoriedad de Misas de domingo y de precepto en México

, 13 May. 22 (ACI Prensa).-
El Arzobispo de Monterrey, Mons. Rogelio Cabrera López, anunció el restablecimiento de la obligatoriedad de la asistencia de los fieles a las Misas de domingo y días de precepto, que había quedado dispensada a causa de la pandemia de COVID-19.

En un comunicado difundido este 13 de mayo, el también Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), recordó que “hace un poco más de dos años, considerando la situación de pandemia y el riesgo que implicaba, buscando salvaguardar el bienestar de todos los fieles, concedí a todos los fieles, habiendo escuchado a mi Consejo Episcopal, la dispensa del precepto dominical”.

Esta decisión, señaló, la tomó “con la finalidad de que pudiéramos cuidar nuestra salud como don de Dios”.

⚠️ IMPORTANTE: Precepto dominical y nuevas disposiciones #IglesiaDeMonterrey pic.twitter.com/gFCvYAx6FK

— Arquidiócesis de Monterrey (@arquimty) May 13, 2022

“Ahora, bendito sea Dios, con el compromiso de todos y la lucha de tantos hombres y mujeres del sector salud y de otros sectores fundamentales a quienes reconocemos y agradecemos su labor, la situación ha cambiado y es tiempo de retomar nuestras obligaciones como fieles cristianos a fin de continuar fortaleciéndonos como comunidad”, dijo.

Al considerar las condiciones actuales del COVID-19, que muestra un continuo descenso de casos en México, el Prelado anunció que decidió “retirar dicha dispensa, de manera que queda vigente lo dispuesto en el canon 1247: el domingo y las demás fiestas de precepto los fieles tienen obligación de participar de manera presencial en la Misa”.

El comunicado del Arzobispo de Monterrey, capital del estado mexicano de Nuevo León, se produce un día después de que las autoridades estatales determinaran que desde el domingo 15 de mayo el uso de cubrebocas será opcional “en todos los lugares abiertos y cerrados”, entre ellos las iglesias.

El Arzobispo de Monterrey precisó que “entendiendo que aún debemos ser prudentes y no bajar la guardia en nuestra lucha contra el COVID-19”, y “sabiendo que algunos fieles se encuentran en situaciones de especial vulnerabilidad ante esta enfermedad, la dispensa del precepto dominical continuará vigente para aquellas personas que tienen alguna enfermedad o situación que los hace especialmente vulnerables ante la enfermedad”.

Esta dispensa, añadió, también es válida para “quienes, en conciencia y delante de Dios, consideran que aún es muy riesgoso para ellos o su familia participar en la Santa Misa”.

A todos ellos los exhorto a seguir la Santa Misa en las transmisiones que se realizan por internet o televisión, o al menos leer y meditar el Evangelio de cada domingo”, expresó.

El Prelado mexicano indicó que durante la celebración de la Misa “los sacerdotes deberán usar cubrebocas”.

“Lo mismo aplica para los diáconos y ministros que asistan a los sacerdotes durante la celebración”, dijo.

“Durante la homilía, siempre y cuando los fieles estén al menos a dos metros de distancia, si lo ve oportuno, el sacerdote o diácono podrán retirarse el cubrebocas”, señaló.

Mons. Cabrera López dijo también que “por el momento, la comunión seguirá administrándose a los fieles, sin excepción, en la mano, debiendo consumirla frente al ministro que se la ha administrado antes de volver a su lugar”.

“Si bien las autoridades han retirado la obligación de usar cubrebocas en las iglesias, los exhorto a seguir cuidando su salud. Así, sin que sea obligación, es conveniente que durante la Santa Misa y las diversas actividades de evangelización u obras de caridad continuemos utilizándolo por el bien de todos”, expresó.

“Será responsabilidad personal la decisión de usar o no el cubrebocas y las consecuencias que esto acarre para la salud”, señaló.

Al finalizar, Mons. Cabrera López animó a los fieles a no decuidar “la desinfección de nuestras manos y la cortesía al estornudar o hablar con las otras personas”.

A %d blogueros les gusta esto: