23/01/2022

Arzobispo lamenta violento ataque de extremistas hindúes contra colegio católico

, 09 Dic. 21 (ACI Prensa).-
El Arzobispo de Bhopal, capital del estado de Madhya Pradesh (India), Mons. Sebastian Durairaj, lamentó el reciente ataque de una turba de extremistas hindúes contra un colegio católico, y llamó al gobierno a tomar acción contra los culpables y promover el diálogo entre ellos y la Iglesia.

El 6 de diciembre, según informó UCA News, una turba de al menos 500 extremistas hindúes atacó el colegio católico de San José, que pertenece a la Diócesis siro-malabar de Sagar y se ubica en la localidad de Ganj Basoda, distrito de Vidisha, estado de Madhya Pradesh (India).

El colegio, fundado en 2009, tiene 1.500 alumnos de todas las religiones y culturas, de las cuales los cristianos representan menos del 1% del total.

El acto de violencia no solo desató el terror entre los estudiantes, que en ese momento estaban rindiendo sus exámenes de matemáticas, sino que resultó en la destrucción de parte de la infraestructura del edificio y generó daños de hasta 2 millones de rupias (más de 24 mil dólares). 

Las autoridades, profesores y alumnos presentes lograron ponerse a salvo durante el violento ataque.

El Arzobispo de Bhopal, Mons. Sebastian Durairaj, dijo en un video mensaje que se reunió con el Ministro del Interior de Madhya Pradesh, Narottam Mishra, y el jefe de ministros, Shivraj Singh Chouhan, para llamarlos “a poner fin a la continua violencia contra los cristianos en el estado de Madhya Pradesh”.

“Un sector de nuestra comunidad se siente inseguro. Por eso, nos reunimos con el primer Ministro Narottam Mishra, quien nos ha asegurado tomará las medidas correspondientes”, dijo.

El estado de Madhya Pradesh, como el resto de la India, ha sido testigo de un aumento significativo de la violencia contra los cristianos este año.

Según un informe de la Asociación para la Protección de los Derechos Civiles (APCR) y United Against Hate and United Christian Forum (UCF), en el año 2021 se han registrado más de 300 incidentes contra cristianos relacionados en los 21 estados del país.

Además, el Prelado dijo que el ministro llamó a tomar medidas frente al reciente ataque en el Colegio San José. 

“El ministro del Interior, Narottam Mishra, escuchó pacientemente nuestras preocupaciones y accedió a ayudarnos. Prometió actuar contra los que atacaron el colegio”, dijo.

Se cree que la turba estaba integrada por trabajadores hindúes de derecha y residentes de Ganj Basoda, que acusaron al personal del colegio de promover la supuesta conversión al cristianismo de ocho niños hindúes. 

El ataque fue incitado en redes sociales, sacando de contexto una foto de un bautizo realizada en la parroquia local a fines de octubre.

“Pertenecemos a un país conocido por su diversidad y que es constitucionalmente laico. Celebramos el Amrut Mahotsav de la Independencia de nuestro país. Llamo a seguir adelante con un sentimiento de unidad y hermandad”, dijo el Prelado.

“Pero es lamentable que algunos elementos antisociales se hayan vuelto violentos y estén atacando a los miembros de nuestra comunidad”, agregó.

Mons. Durairaj llamó a tender puentes para que exista un diálogo entre la Iglesia Católica y la comunidad hindú que los acusa o ataca. “Necesitamos acercarnos a todos aquellos que tienen conceptos erróneos o malentendidos sobre nosotros para traer la paz”, concluyó.

Según Open Doors, el nivel de persecución contra los cristianos ha aumentado desde que el partido nacionalista hindú Bharatiya Janata ganó el poder en 2014. Además, acusó al partido gobernante de permitir que grupos extremistas ataquen a los cristianos con impunidad.

Según su último Informe de Libertad Religiosa, la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada señaló que en India, el 72,5% de la población son hindúes y solo el 4,9% son cristianos. 

Además, reveló que en el país ha aumentado la persecución religiosa contra los cristianos, a través de una apología en favor de una supremacía étnica y religiosa.

La fundación pontificia indicó que sobre todo en la India, pero también en Nepal, Sri Lanka y Myanmar, países asiáticos de mayoría hinduista y budista, se suele presionar mediante políticas a las minorías religiosas, como los cristianos, y además, reducir a sus miembros a ciudadanos de segunda clase.

A %d blogueros les gusta esto: