20/08/2022

Califican de «nefasto» nombramiento de ministro abortista en Academia Pontificia

, 29 Nov. 21 (ACI Prensa).-
El filósofo y docente argentino Juan Carlos Monedero Dopacio calificó de “nefasto” y «contraproducente” el nombramiento del ministro de Economía de Argentina, Martín Maximiliano Guzmán, como miembro ordinario de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales. Guzmán es un abierto promotor del aborto y ha utilizado el llamado “lenguaje inclusivo”, que es afín a la ideología de género.

Para el también líder provida y autor de cuatro libros, el nombramiento de Guzmán en la Pontificia Academia “es nefasto, muy negativo. Absolutamente contraproducente y un mal ejemplo para la Iglesia Católica en Argentina y universal”.

“Es nefasto porque primero que nada este hombre ha sido designado como integrante de una academia y no tiene un perfil académico”, explicó Monedero en declaraciones a ACI Prensa este 29 de noviembre.

El sábado 27 de noviembre la Oficina de Prensa del Vaticano informó que el Papa Francisco nombró a Guzmán como miembro ordinario de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales, creada en 1994 por el Papa San Juan Pablo II y que busca, según explica su sitio web, “promover el estudio y el progreso de las ciencias sociales, principalmente la economía, la sociología, el derecho y las ciencias políticas”.

El sitio web indica además que la Pontificia Academia ofrece a la Iglesia Católica “los elementos que puede utilizar para el desarrollo de su doctrina social”.

Monedero explicó que Guzmán “se ha manifestado en contra de los principios católicos: a favor del aborto legal, ha hablado con lenguaje inclusivo, ha hecho una glorificación del presidente Néstor Kirchner; que fue un presidente anticristiano al haber legalizado el matrimonio igualitario (en julio de 2010), entre otras cosas; y también alaba a mujeres que distorsionan la historia argentina como las Madres de Plaza de Mayo”.

Días antes de la legalización del aborto en el Senado de Argentina en diciembre de 2020, Guzmán aseguró en Twitter que “la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, impulsada por el Gobierno y por luchas colectivas que buscan seguir conquistando derechos, es parte del camino para corregir perversas inequidades”.

En agosto de 2018 Guzmán también participó en Nueva York en un “pañuelazo” a favor del aborto legal.

Las Madres de la Plaza de Mayo son una organización de madres de desaparecidos durante la dictadura argentina entre 1976 y 1983. Su líder histórica es Hebe de Bonafini, quien ha atacado en distintas ocasiones a la Iglesia, también al Papa Francisco cuando era Arzobispo de Buenos Aires.

Bonafini fue además una de las Madres de la Plaza de Mayo que profanaron la catedral de la capital argentina en 2008, en protesta por la falta de entrega de fondos estatales destinados a sus proyectos de viviendas populares.

En esa ocasión, Bonafini declaró a la prensa que como los baños de la catedral estaban cerrados «tuvimos que improvisar uno, detrás del altar».

Por todo esto, explicó Monedero a ACI Prensa, “realmente el nombramiento de Guzmán en la Pontificia Academia es absolutamente incompatible con la defensa de la doctrina católica”.

El filósofo refirió también un episodio anecdótico del ministro Guzmán, cuando en septiembre de 2020 estaba en la Cámara de Diputados para presentar el presupuesto nacional de 2021: “Fue sorprendido con el micrófono abierto utilizando una expresión poco académica que significaba que iba a hablar para matar el tiempo, sin decir nada”.

En esa oportunidad, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, le había comentado a Guzmán que el archivo que necesitaba para la exposición no estaba listo, a lo que el ministro de Economía de la Argentina respondió: “Yo también puedo empezar a sarasear hasta que esté”. Rápidamente, el video y el audio se hicieron virales.

“Fue bastante humillante para él pero ocurrió así. Que este hombre diga que va a sarasear, cuando conduce los destinos de la sociedad argentina es una vergüenza”, lamentó Monedero.

El filósofo precisó que si bien “no todo lo malo” económicamente “puede ser imputado al ministro”, sí se puede decir que lo que el Gobierno hizo “el año pasado con la pandemia fue terrible. Forzaron una cuarentena absolutamente contraproducente y ahora festejan una suerte de rebrote económico cuando ellos hundieron el país, entonces es bastante hipócrita”.

Guzmán, ministro de Economía del Gobierno de Alberto Fernández desde diciembre de 2019, se enfrenta a una grave crisis que tiene al 40,6% de la población de la Argentina sumida en la pobreza y con una deuda de 46 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI) desde 2018, cuando era presidente Mauricio Macri.

Juan Carlos Monedero Dopacio advirtió que el ministro Guzmán es “un cooperador, una pieza clave de un gobierno anticristiano”.

“Uno no puede poner su fuerza de trabajo al servicio de un gobierno que lleva adelante una activa política anticatólica” como la promoción del aborto y la ideología de género, “aun cuando en algunas cuestiones sociales o económicas pueda eventualmente acertar o tener alguna visión más positiva”.

Para concluir, el filósofo argentino recordó que “hay una jerarquía de bienes: los sobrenaturales y morales están antes que los económicos. Entonces, cuando uno hace una evaluación de la cuestión” en el caso de Guzmán, “el balance es negativo”.

A %d blogueros les gusta esto: