18/05/2022

Cientos de líderes católicos hispanos exigen una reforma migratoria justa en Estados Unidos

, 26 Abr. 22 (ACI Prensa).-
400 líderes católicos hispanos en Estados Unidos llegarán este 27 de abril al Capitolio en Washington D.C. para pedirle al Senado de Estados Unidos “una reforma migratoria justa” y ayuda para resolver los dramas sociales que empujan a los migrantes a abandonar sus países de origen.

Los líderes católicos, en un encuentro coordinado por Catholic Relief Services y el Consejo Nacional Católico para el Ministerio Hispano, sostendrán encuentros presenciales y virtuales con senadores de 30 estados del país, y pedirán además un camino para que los estudiantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos como menores de edad, conocidos como “Dreamers”, obtengan la ciudadanía.

También buscan ayudar a que los titulares del Estatus de Protección Temporal (TPS) y de la Salida Forzada Diferida (DED) tengan la ciudadanía estadounidense y caminos de legalización para trabajadores agrícolas y otros trabajadores esenciales que actualmente están indocumentados.

La movilización de líderes católicos hispanos es parte del movimiento “Lidera el Camino”, iniciado desde hace dos años por CRS, y que suma ya alrededor de 100 comunidades solidarias con más de 800 católicos que trabajan en apoyo a los migrantes.

En diálogo con ACI Prensa, Roberto Navarro, director de relaciones con la Iglesia de CRS, señaló que buscan presentar en el diálogo con los senadores estadounidenses “las causas fundamentales de la migración” y los factores que empujan a las personas a emigrar.

Entre estos, dijo, se encuentran la falta de oportunidades, la violencia y el cambio climático, que causa sequías y diversos daños a los cultivos en Centroamérica.

Navarro señaló que los líderes católicos hispanos buscan “una reforma migratoria integral, que respete la dignidad de nuestros hermanos inmigrantes”.

Además, indicó que la mayoría de los migrantes quisieran quedarse en su país, pero la falta de oportunidades para “darle a nuestros hijos a nuestras familias lo básico” los empuja a migrar.

“Yo creo que cuando contamos la historia de por qué alguien se va, eso nos hace un poquito más caminar en los zapatos de la persona”, dijo.

Navarro subrayó que “como católicos, como cristianos” debemos “creer que hay esperanza, y parte de esta esperanza es este llamado a ser voz profética” y trabajar por políticas justas para los migrantes.

“Somos las manos y los pies de Dios en el mundo, y somos los que vamos a ir a hablar por aquellos que no pueden”, expresó.

“Estamos aquí porque pensamos que el diálogo nos puede llevar a un cambio de conciencia del porqué es importante tener una reforma migratoria justa”, agregó.

Para Navarro “tenemos que cambiar la cultura de nuestra comunidad hispana”, que siempre ha considerado como dos cosas separadas la política y la fe.

“Lo que nosotros estamos haciendo es parte integral de ser católico y ser cristiano”, aseguró.

El Director de relaciones con la Iglesia de CRS resaltó la importancia de que los hispanos en Estados Unidos tomen cada vez más conciencia de que pueden hacer oír su voz ante los legisladores y autoridades del país.

A %d blogueros les gusta esto: