17/05/2022

¿Cómo rezar el Vía Lucis o Vía Crucis del tiempo de Pascua?

, 22 Abr. 22 (ACI Prensa).-
Durante el tiempo de Pascua, los católicos suelen rezar el Vía Lucis, un especial Vía Crucis en cuyas estaciones se medita y celebra las apariciones del Señor Resucitado.

El Vía Lucis, que significa en latín “Camino de la Luz”, es un ejercicio piadoso que se reza de forma especial durante el tiempo de Pascua, que inicia con la celebración de la Resurrección del Señor y termina cincuenta días después con la Solemnidad de Pentecostés.

El medio de prensa oficial de la Arquidiócesis Primada de México, Desde la Fe, explicó que “así como con el rezo del Viacrucis acompañamos a Cristo en su camino al Calvario”, en la oración del Vía Lucis “acompañamos a Jesús en su camino de la Gloria”.

“Desde el Domingo de Pascua hasta Pentecostés, hubo 50 días llenos de acontecimientos inolvidables que las personas cercanas a Jesús vivieron intensamente, y que recordamos con cada estación del Vía Lucis”, explicó.

Es por ello que durante el rezo del Vía Lucis “se recorren 14 estaciones con Cristo triunfante, desde la Resurrección a Pentecostés, siguiendo los relatos evangélicos”, agregó.

Además, precisó que el Via Lucis también se puede rezar llevando la imagen de Cristo Resucitado en procesión, “un cirio encendido, que representa la luz de Nuestro Señor, y el libro de los Evangelios, abierto en las narraciones de la Resurrección”. Los fieles asistentes deben acompañar la procesión “con ramos de flores, como signo de la vida”, concluyó.

A continuación, compartimos los pasos que ofreció Desde la Fe para rezar el Vía Lucis:

PASO 1

Al inicio de cada estación se dice lo siguiente:

– Moderador: Verdaderamente ha resucitado el Señor. Aleluya.

– Respuesta: Como anunciaron las Escrituras. Aleluya.

– Moderador: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.

– Respuesta: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

PASO 2

Después, se lee un fragmento del Evangelio en cada estación y se hace una oración.

1ª  Estación: ¡Cristo vive! ¡Ha resucitado! (Mateo 28, 1-7).

2ª  Estación: El encuentro con María Magdalena (Juan 20, 10-18).

3ª  Estación: Jesús se aparece a las mujeres (Mateo 28, 8-10).

4ª  Estación: El camino de Emaús (Lucas 24, 26-27).

5ª  Estación: La fracción del Pan (Lucas 24, 30-31).

6ª  Estación: El Resucitado se aparece a los discípulos (Lucas 24, 38-39).

7ª  Estación: El Resucitado da poder para perdonar los pecados (Juan 20, 22-23).

8ª  Estación: La fe de Tomás (Juan 20, 27-28).

9ª  Estación: Pesca milagrosa (Juan 21, 7.11.13).

10ª  Estación: Pedro, el guía (Juan 21, 15).

11ª  Estación: El envió de los discípulos (Mateo 28, 19-20).

12ª  Estación: Retorno al Padre (Hechos 1, 11).

13ª  Estación: La espera del Espíritu (Hechos 1, 14).

14ª  Estación: El Resucitado envía el Espíritu prometido (Hechos 2, 2-4).

PASO 3

Luego de rezar las catorce estaciones se pronuncia esta oración:

“Señor y Dios nuestro, fuente de alegría y de esperanza, hemos vivido con tu Hijo los acontecimientos de su Resurrección y Ascensión hasta la venida del Espíritu Santo; llena del Espíritu Santo a tu Iglesia, manifiesta al mundo los tesoros de tu amor, y haznos partícipes de la resurrección eterna junto a ti que Vives y Reinas por los Siglos de los siglos. Amén”.

A %d blogueros les gusta esto: