20/05/2022

Congo: los sacerdotes que han tenido un hijo deberán renunciar a su ministerio

El documento de diecinueve páginas redactado por la Conferencia Episcopal del Congo (Cenco) -destinado al uso interno del clero de la RDC, está fechado el 4 de marzo de 2022: solo tardó un mes en filtrarse a la prensa.

«Siguiendo el ejemplo de Jesucristo. Por una auténtica vida sacerdotal» -tal es el título de la circular episcopal, que pretende «romper el silencio» sobre un tema delicado: el de los sacerdotes que han tenido un hijo, a causa de una unión esencialmente ilegítima.

Los prelados congoleños invocan una «incompatibilidad» entre el oficio de padre de familia y el de sacerdote, y piden a todos los clérigos en esta situación que «soliciten ante el Papa una dispensa de sus obligaciones», para poder hacerse cargo de los hijos que han traído al mundo. 

Hasta ahora, las autoridades eclesiásticas congoleñas se habían mantenido en general discretas en este tipo de asuntos, lo que puede entenderse fácilmente por distintas razones. También es probable que las nuevas directivas de la Cenco ya hubieran comenzado a aplicarse antes de su publicación.

En efecto, desde principios de 2022, casi una docena de sacerdotes han sido despedidos del estado clerical: a finales de marzo, tan solo en la diócesis de Tshumbe, en el centro del país, tres de ellos tuvieron que abandonar su ministerio y renunciar.

El documento de la Cenco establece que, en caso de que el sacerdote que haya tenido un hijo no esté dispuesto a renunciar a la sotana, el obispo tendrá que «presentar el caso a la Santa Sede», para que se le aplique la pena máxima prevista, la destitución del estado clerical.

«Exhortar y persuadir ya no es suficiente, estas actitudes dificultan la enmienda de los culpables y siembran la confusión y el escándalo entre los fieles», explican los prelados congoleños que insisten: «el sacerdote que engendra hijos necesita tanto la misericordia como la reprensión de la Iglesia».

Esta aclaración se produce unos meses antes del viaje del Papa Francisco a la RDC, previsto del 2 al 5 de julio. El Santo Padre llegará a un país plagado de conflictos armados, en el que la Iglesia tiene un papel político destacado, y donde los católicos representan el 40% de los 90 millones de habitantes.

A tres meses del primer viaje apostólico del Papa Francisco a la República Democrática del Congo (RDC), el episcopado ha indicado que los sacerdotes que, habiendo roto el voto de castidad, hayan tenido un hijo, deben renunciar a su ministerio sacerdotal.

A %d blogueros les gusta esto: