29/06/2022

¿Cuál es la clave de la enseñanza de la fe católica en las escuelas?

, 17 May. 22 (ACI Prensa).-
Mons. Ricardo García García, presidente de la Comisión Episcopal para la Educación, Cultura y Bienes Culturales en Perú, explicó cuál es la principal responsabilidad de la Iglesia en la enseñanza de la fe católica.

En entrevista concedida a ACI Prensa y luego de la publicación del documento del Vaticano titulado “La identidad de la escuela católica para una cultura del diálogo”, el también Obispo de Yauyos resaltó que en la enseñanza de la fe “se trata sobre todo de formar a las personas en lo trascendente, no solo en la piedad”.

En ese sentido, es necesario que las instituciones católicas “no solo den conocimiento, sino que abran a las personas a la trascendencia para alcanzar un sentido social de preocupación, generosidad, servicio y honradez”.

Lo que se hace en una institución católica es “sembrar valores para llevar a la niñez y juventud por un camino claro, con los principios básicos para funcionar bien en la vida, no solo en el Perú sino en todo el mundo”.

El Obispo recordó en el diálogo con ACI Prensa que “la misión de la Iglesia es ser madre y maestra. Como Madre acerca a la gente a la fe y educa a los hijos para que conozcan el sentido de la vida, que para un cristiano es el encuentro con Dios y dar fruto”.

“Creo que si a ese instrumento le sacamos brillo, lo potenciamos, podemos hacer un aporte importante ante la crisis de valores que se vive actualmente”, precisó Mons. García.

Con la educación católica, continuó el Prelado, “es posible dar razón de nuestra fe, como decía Benedicto XVI y ahora nos dice Francisco”.

El Obispo resaltó la importancia de que una persona, cuando ingrese a un proyecto educativo católico, efectivamente vea que lo es, “que hay identidad católica y que los profesores y padres deben tener ese compromiso”.

Si bien cada país debe hacer su propia plasmación del documento de la Congregación para la Educación Católica, es necesario mirar “esto como una oportunidad excelente para levantar moralmente y éticamente a nuestro país y así crecer”.

El Prelado dijo además que cuando uno “asiste a un colegio católico, y el catolicismo allí es light (superficial), entonces no va a quedar huella en los muchachos”.

Los colegios católicos, destacó, deben ser lugar donde “haya entusiasmo, cariño, donde se luche contra el mal con la abundancia de bien, que sea un punto de ignición que va contagiando a otros colegios, apoyándose mutuamente”.

¿Puede aportar la Iglesia en los colegios públicos?

Una de las instituciones que permiten que la Iglesia Católica aporte en la educación religiosa en los colegios públicos es la Oficina Nacional de Educación Católica (ONDEC), que tiene en todo el Perú una red de 66 oficinas en todo el país.

Mons. García explicó que la ONDEC es “un puente entre la Iglesia y el Estado peruano, concretamente el Ministerio de Educación y tiene la tarde principal de velar por los colegios católicos y por aquellos colegios que tienen un convenio con el Estado”.

De manera específica, la ONDEC “vela por las plazas de los profesores de religión” y todo eso teniendo como marco el Concordato del Estado peruano con la Iglesia Católica.

Estas plazas, resaltó el Obispo; “deben estar cubiertas por personas calificadas, con identidad católica, que sean ejemplo de vida para que las clases de religión mantengan el espíritu cristiano”.

Finalmente el Prelado de Yauyos dijo que estas personas deben ser “ejemplos de vida, que tengan una unidad, porque el ejemplo es el mejor predicador”.

LA ONDEC en el Perú

La ONDEC fue creada en 1956 y sirve actualmente en las 7 Arquidiócesis, 20 Diócesis, 11 Prelaturas y 8 Vicariatos del Perú, 46 jurisdicciones eclesiásticas en donde hay 65 oficinas.

La ONDEC representa a la Iglesia ante el Estado Peruano y la sociedad civil en materia educativa.

Es además el canal ordinario de comunicación de la Iglesia con el Ministerio de Educación y otras entidades educativas, a nivel nacional e internacional.

Actualmente, el ministerio otorga a las 65 ODEC (Oficina de Educación Católica) un total de 485 plazas de profesores de religión.

Su finalidad, como organismo técnico de formación humana y espiritual de los peruanos; es velar por la educación integral de la persona humana, en orden a su fin último, acorde con la doctrina de la Iglesia.

A %d blogueros les gusta esto: