04/02/2023

DAD EL FRUTO QUE PIDE LA CONVERSIÓN.

Demasiadas veces tengo que escuchar que todas las religiones son iguales. Eso se dice desde la ignorancia y desde la moralidad, pensando que lo importante de las religiones es que seamos buenos. No es nada cierto, aunque portarse bien está bien, ciertamente. Leía al arzobispo Fulton Sheen que decía que Jesucristo es el único que es anunciado. Fundadores de creencias o de iglesias aparecen de pronto en la historia, nosotros tenemos todo un Antiguo Testamento que nos anuncia a Cristo. Dios, desde la caída de Adán y Eva, va preparando la salvación y anunciándola para poder recibirla. Juan Bautista es el último que anuncia. “Este es el que anunció el profeta Isaías”.

Y si Dios se prepara ¿qué estamos haciendo tú y yo? Es muy fácil que el Adviento se nos escape de las manos, que lleguemos a Navidad y estos hayan sido un tiempo muerto. Preparemos mil cosas – las fiestas de Navidad son complicadas-, y no preparemos la venida del Señor. Si supieras que dentro de 13 minutos va a ser la segunda venida de Cristo ¿estarías preparado o pedirías un aplazamiento?

Juan Bautista nos da el termómetro perfecto: “Dad el fruto que pide la conversión”. ¿Está dando fruto nuestra vida, o pasaremos más años madurando? Esta semana celebraremos la Inmaculada. María, con quince o dieciséis años, fue capaz de decir “ Hágase en mi según tu voluntad” No se si yo soy capaz de decirlo con bastantes años más. Cuidemos el Adviento, El llega.

A %d blogueros les gusta esto: