26/05/2022

Descubren altar de la era de los cruzados en la iglesia del Santo Sepulcro

Esta piedra sufrió daños después de un incendio en 1808 quedando en el olvido. Apoyada contra una pared en un pasillo trasero de la iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén, se trata de una losa de piedra cuyo único testimonio son los grafitis pintados en ella por multitudes de peregrinos a lo largo de los siglos.

Pero la piedra de 2.5 por 1.5 metros demostró ser mucho más valiosa cuando su otro lado quedó expuesto durante las recientes renovaciones de la iglesia, lugar donde, según la tradición cristiana, tuvo lugar el entierro de Jesús.

Los investigadores creen que las elaboradas decoraciones que encontraron en la parte oculta durante mucho tiempo de la losa indican que alguna vez fue la parte frontal decorada de un altar mayor medieval, que ocupó un lugar de honor hace siglos en uno de los lugares más sagrados del cristianismo.

«No se puede ver ahora, pero, originalmente, el altar estaba incrustado con preciosas piezas de mármol y piezas de vidrio finamente talladas», explicó Amit Re’em, arqueólogo regional de Jerusalén para la Autoridad de Antigüedades de Israel.

«Brillaba mucho. Se trata de un artefacto realmente sorprendente», señaló Re’em, quien realizó la investigación con Ilya Berkovich de la Academia de Ciencias de Austria.

El método único de decoración ha sido identificado como «cosmatesco», que combina el arte clásico, el bizantino y los inicios del arte islámico, en el que se utilizaban baldosas de mármol de colores de corte intrincado para rellenar los tallados circulares en la piedra.

«Fue el punto máximo, en el santuario de la iglesia (del Santo Sepulcro)», explicó Re’em. «Todos los ojos de los creyentes, de los peregrinos, estaban fijos sobre esta piedra. Y justo encima y alrededor de ella, todos los sacerdotes y monjes de la iglesia celebraron la liturgia principal de la iglesia, aquí mismo en la mesa de este altar», dijo.

Se han encontrado altares decorados de forma similar dentro de otras iglesias en Roma que datan de los siglos XII y XIII, dijeron los investigadores.

Creen que la reliquia en Jerusalén coincide con hallazgos arqueológicos anteriores y con relatos de peregrinos sobre la consagración de la iglesia por parte de los cruzados y la formación de su altar principal en 1149.

El clero católico utilizó el altar para celebrar la misa hasta que los cruzados abandonaron Jerusalén, explicó Re’em. Luego fue utilizado por la Iglesia ortodoxa griega hasta que se dañó en un incendio en 1808, posteriormente fue abandonado y quedó en el olvido hasta las renovaciones recientes, agregó.

Un altar medieval fue descubierto en la iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén. Los investigadores creen que las elaboradas decoraciones encontradas en una parte que permaneció oculta durante mucho tiempo indican que alguna vez fue la parte frontal decorada del altar.

A %d blogueros les gusta esto: