DEVOCIÓN A LA SANTA LLAGA

 San Bernardo le preguntó al Divino Salvador, cual fue Su dolor en la Pasión más desconocido por los hombres. Jesús le respondió:
“Tenía una llaga profundísima en el hombro
sobre el cual cargué Mi pesada Cruz;
esa llaga era la más dolorosa de todas.
Los hombres no la conocen.
Honrad pues esta llaga y haré todo lo que por ella pidas…”
ORACIÓN A LA SANTA LLAGA DEL HOMBRO

   Oh amado Jesús, manso Cordero de Dios, a pesar de ser yo una criatura miserable y pecadora, os adoro y venero la llaga causada por el peso de vuestra cruz que abriendo vuestras carnes desnudó los huesos de vuestro hombro sagrado y de la cual vuestra Madre Dolorosa tanto se compadeció.

   También yo, oh carísimo Jesús, me compadezco de Vos y desde el fondo de mi corazón os glorifico y os agradezco por esta llaga dolorosa de vuestro hombro en la que quisisteis cargar vuestra cruz por mi salvación.

   Por los sufrimientos que padecisteis y que aumentaron el enorme peso de vuestra cruz, os ruego con mucha humildad, tened piedad de mi, pobre criatura pecadora, perdonad mis pecados y conducidme al Cielo por el camino de la Cruz.
Se rezan siete Ave Marías y se agrega:

-Madre Santísima imprime en mi corazón Las Llagas de Jesucristo crucificado…(Indulgencia de 300 días)

-Oh Dulcísimo Jesús, no seas mi Juez sino mi Salvador…
(Indulgencia de 100 días)

Fuente:http://sicutoves.blogspot.com.es