27/06/2022

El Papa Francisco acepta el pedido de un obispo de no ser creado cardenal

, 16 Jun. 22 (ACI Prensa).-
El Papa Francisco aceptó el pedido de Mons. Luc Van Looy, Obispo Emérito de Ghent (Bélgica), para no ser creado cardenal en el consistorio que se realizará el próximo 27 de agosto en el Vaticano.


El Obispo Luc (Lucas) Van Looy con un arzobispo africano. Crédito: Carolus vía Wikimedia (CC BY 4.0).

En una declaración este 16 de junio sobre el Obispo de 80 años, la Conferencia Episcopal Belga señala que “el anuncio del cardenalato del Obispo Luc Van Looy, emérito, ha provocado muchas reacciones positivas, pero también críticas sobre el hecho que, como obispo de Ghent (2004-2020) no siempre reaccionó con la energía suficiente ante los abusos en las relaciones pastorales”.

“Para evitar que las víctimas de tales abusos vuelvan a ser lastimadas como resultado de su cardenalato, el Obispo Van Looy pidió al Papa que prescindiera de su aceptación del nombramiento. El Papa Francisco accedió a su pedido”.

“El Cardenal De Kesel y los obispos de Bélgica aprecian la decisión del obispo Van Looy y reiteran su compromiso de continuar su lucha contra toda forma de abuso en la Iglesia Católica, en la que los intereses de las víctimas y sus familias están siempre en primer plano”.

Mons. Van Looy nació en Tielen, Bélgica, el 28 de septiembre de 1941. Se unió a los Salesianos de Don Bosco en 1961.

Fue ordenado sacerdote el 12 de septiembre de 1970.

Durante la década de 1970, sirvió como misionero en Corea del Sur. En las décadas de 1980 y 1990 ocupó cargos de liderazgo en los Salesianos.

En 2003, a los 62 años, fue nombrado Obispo de Ghent (Gante), en el noroeste de Bélgica. Recibió la consagración episcopal el 1 de febrero de 2004.

Mons. Van Looy habló ante una comisión parlamentaria belga sobre abuso sexual en 2010. Según un informe, se disculpó con las víctimas de abusos sexuales. “Como ser humano, como creyente, como sacerdote y como obispo, estoy profundamente avergonzado”, dijo.

Otro informe señaló que los miembros de la comisión se sorprendieron cuando les dijo que no había enviado a las autoridades seis cartas relacionadas con abusos en su diócesis. Según los informes, explicó que la situación era “menos apremiante” porque los sacerdotes en cuestión se habían jubilado.

El Papa Francisco nombró personalmente a Mons. Van Looy como delegado para el Sínodo de la Familia de octubre de 2015.

El Papa aceptó su renuncia como obispo de Ghent el 27 de noviembre de 2019, cuando Mons. Van Looy tenía 78 años, tres años después de la edad normal de jubilación de los obispos diocesanos.

El Papa Francisco anunció el 29 de mayo que tenía la intención de elevar al Obispo Van Looy al rango de cardenal.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

A %d blogueros les gusta esto: