15/08/2022

El Papa Francisco creará al primer cardenal de Paraguay

VATICANO, 29 May. 22 (ACI Prensa).-
Tras el rezo del Regina Coeli de este domingo 29 de mayo, el Papa Francisco anunció que creará 21 nuevos cardenales el próximo 27 de agosto. 

Entre estos nombres se encuentra el de Mons. Adalberto Martínez Flores, Arzobispo de Asunción desde febrero de este año, que se convertirá en el primer Cardenal de Paraguay.

Mons. Adalberto Martínez, de 70 años, nació en Asunción el 8 de julio de 1951. Estudió tres años Economía en la Universidad Nacional de Asunción.

En 1973 viajó a Washington, D.C. (Estados Unidos), donde por dos años cursó estudios de Inglés avanzado y los estudios de Filosofía en la Facultad de Filosofía del Oblate College.

En 1977 viajó a Italia para ingresar a la Escuela Internacional Sacerdotal del Movimiento de los Focolares, en Frascatti. En 1981 terminó los estudios de Teología en la Pontificia Universidad Lateranense en Roma.

Fue ordenado sacerdote el 24 de agosto de 1985, en Paraguay, por el ahora Arzobispo de Boston (Estados Unidos), Cardenal Seán O’Malley.

Ejerció el ministerio sacerdotal en la Diócesis de St. Thomas de las Islas Vírgenes (Estados Unidos), primero en Saint Croix y luego en St. Thomas entre 1984 y 1994.

Sirvió después como párroco en diversas parroquias en Asunción (Paraguay) y fue designado Obispo Auxiliar de Asunción el 15 de agosto de 1997, recibiendo la consagración episcopal el 8 de noviembre del mismo año.

El 18 de mayo del 2000 fue nombrado primer Obispo de San Lorenzo y el 19 de febrero de 2007 fue designado Obispo de San Pedro Apóstol.

Cinco años después, el 14 de marzo de 2012, fue nombrado Obispo Castrense de Paraguay. El 23 de junio de 2018 fue designado Obispo de la Diócesis de Villarrica del Espíritu Santo.

En la CEP ha sido responsable de la pastoral de juventud, secretario y desde 2018 ha sido presidente del Episcopado, cargo para el que fue reelegido en 2021.

Tras ser nombrado Arzobispo de Asunción el pasado 17 de febrero de 2022, Mons. Martínez afirmó que acepta esta nueva misión “de pastorear esta porción del Pueblo de Dios en la jurisdicción de la Arquidiócesis de la Santísima Asunción” con “la confianza puesta en la Misericordia de Dios y en la protección maternal de la Santísima Virgen de la Asunción, sin olvidarme de la querida Beata María Felicia de Jesús Sacramentado (Chiquitunga)”.

“La Iglesia en el Paraguay quiere responder a la confianza y esperanza que la ciudadanía deposita en ella con el compromiso de favorecer la cultura del encuentro para propiciar el diálogo y la concertación social para el bien común”, resaltó.

A %d blogueros les gusta esto: