25/06/2022

España: los obispos se niegan a ser chivos expiatorios

El congreso español aprobó a principios de marzo de 2022 la creación de una comisión de expertos encargada de llevar a cabo la primera investigación nacional sobre abusos sexuales cometidos en un contexto eclesial en el país, animada por el diario El País que había iniciado su propia investigación en 2018.

Unos días antes de la votación del parlamento, la Conferencia Episcopal anunció que llevaría a cabo su propia investigación, similar a lo que hicieron los obispos de Estados Unidos, Irlanda y Francia, informó la agencia estadounidense de información Crux. 

«El hecho de realizar una investigación sobre los abusos solo dentro de la Iglesia, cuando está claro que, de los 15,000 casos abiertos en España, solo 69 se refieren al contexto eclesial, es una decisión sorprendente», declaró monseñor Luis Argüello, portavoz de la Conferencia Episcopal de España.

Monseñor Argüello argumentó que otra investigación iniciada por el gobierno regional de Cataluña era «más coherente». La comisión catalana examinará, en efecto, todas las instituciones del territorio, incluida la Iglesia.

El despacho de abogados Cremades recibió el mandato de liderar la investigación de la Iglesia y la del Estado español. Monseñor Argüello hizo un llamado a todas las víctimas a «utilizar todos los canales que consideren necesarios para denunciar» los abusos, ya sea la justicia, los medios de comunicación o la Iglesia.

El portavoz considera que lo más importante es que la sociedad en su conjunto pueda llevar a cabo esta obra de verdad sin que la Iglesia «asuma el papel de chivo expiatorio. Para que se produzca una toma de conciencia en la sociedad y se aborde el problema del maltrato en toda su magnitud».

Los obispos españoles anunciaron el 29 de abril de 2022 que no participarán en la comisión parlamentaria de investigación sobre los abusos sexuales en la Iglesia, aunque sus instancias «colaborarán con las autoridades civiles» en el marco exigido por la legislación española. El episcopado español ha denunciado que las investigaciones se dirigen únicamente a la institución eclesiástica y no a toda la sociedad.

A %d blogueros les gusta esto: