20/08/2022

Homofobia: liberan al presidente de la revista Renaissance catholique

Los hechos

La fiscalía acusó a la revista Renaissance catholique de haber publicado en su sitio, el 13 de junio de 2019, un artículo titulado: «La Iglesia del Dios vivo: columna y sostén de la verdad (1 Tim 3, 15)». Los comentarios incriminados fueron los siguientes:

«Las autoridades civiles no deben establecer uniones civiles o legales entre dos personas del mismo sexo, que imiten claramente la unión del matrimonio, incluso si tales uniones no reciben el nombre de matrimonio, ya que alentarían el pecado grave para los interesados ​​y serían la causa de un grave escándalo para otros».

Este texto fue firmado por los cardenales Burke, patrono de la Orden de Malta, Pujats, arzobispo emérito de Riga, y los obispos Peta, arzobispo de Santa María en Astana, Lenga, arzobispo emérito de Karaganda, y Schneider obispo auxiliar de Santa María en Astana.

El juicio

El tribunal dictaminó que se trataba de un texto doctrinal y no de «una clara exhortación hecha a los fieles católicos susceptibles de constituir autoridades civiles para que no celebren matrimonios entre personas homosexuales».

También señaló: «De esta nota se desprende que la declaración pública pretende ser una respuesta al «agudo hambre espiritual entre los fieles católicos del mundo entero (…) de una reafirmación de verdades nubladas, socavadas y negadas por los errores más peligrosos de nuestro tiempo» y fue pensada como una «ayuda espiritual concreta».

«El campo léxico utilizado en la nota explicativa, y que también irriga el texto impugnado, evocando el «deber moral» de los fieles de «dar testimonio de estas verdades», «a los ojos del juez divino y en su propia conciencia» se refiere a la idea de convicción religiosa y no induce al lector a nada más que a un examen personal de conciencia.

Así, el pasaje impugnado, escrito por cardenales, obispos y arzobispos, una de cuyas misiones es difundir la enseñanza de la Iglesia, citando explícitamente el texto doctrinal de referencia sobre la cuestión de las uniones civiles homosexuales, constituye, no una exhortación dirigida a los fieles a no a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo, sino una declaración general y doctrinal, que les permita situar su acción en los principios de la Iglesia.

«Esta declaración de 2019, que reitera los principios establecidos en 2003 [por la Congregación para la Doctrina de la Fe, NDLR], recuerda, en lo que es presentado explícitamente como una guía para los fieles, la posición de la Iglesia sobre las uniones entre personas del mismo sexo y las consideraciones religiosas que la motivan.

«La simple afirmación de que las autoridades civiles no deben crear, ni siquiera suscribir la presencia, en su orden jurídico, de uniones civiles entre personas del mismo sexo está, en ausencia de cualquier exhortación a cometer actos positivos de discriminación, amparada por la libertad de expresión y opinión».

Este juicio aprueba la capacidad y la libertad de la Iglesia, como tal, de afirmar su enseñanza dogmática y moral en nuestra sociedad. Esta libertad, cada vez más amenazada, es afirmada. Por tanto, debemos alegrarnos de que, al menos por el momento, se pueda seguir proclamando la verdad.

Mediante una sentencia del 23 de noviembre de 2021, la Sala XVII del Tribunal Correccional de París puso en libertad a Jean-Pierre Maugendre, demandado por tres asociaciones LGBT, por «incitación a la discriminación de un grupo de personas debido a su orientación sexual».

A %d blogueros les gusta esto: