23/05/2022

Hoy celebramos Jueves Santo, día de la Última Cena del Señor

REDACCIÓN CENTRAL, 14 Abr. 22 (ACI Prensa).-
Hoy, 14 de abril, es Jueves Santo, día en el que Jesús celebró la Última Cena con sus apóstoles e instituyó dos sacramentos para salvación del género humano: La Eucaristía y el Orden Sacerdotal.

Un mandamiento que lo renueva todo

La Iglesia Católica conmemora este día con una celebración eucarística muy especial. En ella, el sacerdote realiza, a imitación de Cristo, el lavatorio de pies a doce personas de la asamblea; cada uno de ellos representa a uno de los apóstoles.

Con este gesto, es Jesús mismo quien se pone enfrente de los hombres, haciéndose paradigma, modelo y medida de amor a través del servicio: “Si, pues, Yo, el Señor y el Maestro, os he lavado los pies, vosotros también debéis unos a otros lavaros los pies, porque os he dado el ejemplo, para que hagáis como Yo os he hecho” (Jn 13, 14-15).

Entonces, estando nuestros ojos fijos en el Maestro, escuchamos que Él nos dice: “Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros: para que, así como Yo os he amado, vosotros también os améis unos a otros” (Jn 13, 34). Del Señor recibimos el “mandamiento nuevo” de la caridad, la propuesta más grande, el reto mayor, iniciativa de Dios a la que podemos responder con la ayuda de su Gracia desbordante -don para que seamos felices y plenos-. Es ese el camino.

Hace algunos años, en conversación con ACI Prensa, el P. Donato Jiménez, OAR, recordaba que durante el Jueves Santo debemos aprovechar la oportunidad de reconciliarnos con el prójimo, interiorizando la enseñanza de Jesús sobre la caridad. Además, señalaba que mucha gente acude a la Eucaristía central del día, la Misa de la Cena del Señor, “por un acto de fe”, cosa que está bien, pero que también se debería acudir con “un corazón dispuesto a encontrar el sentido del amor al prójimo”.

Lo que no debemos perder de vista: la vida sacramental

Por otro lado, también celebramos hoy que Cristo instituyó el Sacramento del Orden Sacerdotal, así como el Sacramento de la Eucaristía. Jesús estableció un antes y un después en la vida de la Gracia cuando parte el pan durante la Última Cena y les dice a los apóstoles: “Hagan esto en memoria mía”. Es decir, en palabras del P. Jiménez, “en este día Jesús deja su testamento: la Eucaristía, el sacerdocio y el mandato de amarnos los unos a los otros”.

A %d blogueros les gusta esto: