12/08/2022

Iglesia Católica de Suiza aprueba estudio independiente sobre abusos

Redacción Central, 09 Dic. 21 (ACI Prensa).-
La Iglesia Católica en Suiza aprobó que se ponga en marcha un estudio independiente que permita conocer la verdad sobre los abusos sexuales cometidos por el clero, empleados de la Iglesia y miembros de órdenes religiosas desde hace varias décadas.

Un equipo de investigación de historiadores de la Universidad de Zúrich investigará la violencia sexual, abuso y encubrimientos en la Iglesia suiza desde mediados del siglo XX, informó CNA Deutsch, agencia alemán del Grupo ACI.

La decisión fue tomada conjuntamente por la Conferencia de Obispos Católicos de Suiza, la conferencia de órdenes religiosas del país (KOVOS) y la Conferencia Católica Central Romana de Suiza (RKZ), una asociación de grupos regionales de la Iglesia.

Suiza, oficialmente conocida como la Confederación Suiza, es una nación de Europa central sin litoral de alrededor de 8.5 millones de personas, el 37% de las cuales son católicas.

Al aprobar un estudio independiente, los líderes católicos suizos siguen el ejemplo de la Iglesia en Francia, que encargó un informe histórico el cual concluyó que 330.000 niños fueron abusados ​​durante un período de 70 años.

La investigación suiza comenzará en marzo de 2022, con la independencia garantizada de los peritos, aseguró la conferencia episcopal el 6 de diciembre.

Se espera que el informe final se publique para el verano de 2023, a más tardar, en alemán, francés e italiano, tres de los idiomas oficiales del país.

Dos profesoras de Zúrich, Monika Dommann y Marietta Maier, supervisarán la investigación, que será realizada por tres estudiantes postdoctorales y dos asistentes, según el sitio web del proyecto.

“El proyecto piloto de un año sienta las bases para futuras investigaciones sobre la historia de la violencia sexual que los clérigos católicos, los empleados de la Iglesia y los miembros de órdenes religiosas han practicado en Suiza desde mediados del siglo XX”, dice el sitio web.

“El foco está en las estructuras que posibilitaron el abuso sexual de menores y adultos, y dificultaron su detección y sanción. Se tienen en cuenta todas las regiones lingüísticas”, continúa.

Meier, profesor de historia moderna, tiene experiencia en la investigación de “la historia del conocimiento y la ciencia, la historia de la psiquiatría y la historia de las emociones, así como métodos y teorías de estudios históricos”. Se ha especializado en la “violencia aplicada estructuralmente”, así como en el papel del “orden” y la “fuerza” en la psiquiatría moderna.

Los intereses de investigación de Dommann, también profesor de historia moderna, incluyen “la historia de los medios, historia económica, historia jurídica e historia del conocimiento y la ciencia”.

Dommann le dijo al diario suizo en alemán Der Bund el 6 de diciembre que la investigación mostraría si las autoridades de la Iglesia estaban realmente comprometidas con otorgar libre acceso a los archivos.

“No somos ingenuos. Como historiadores, tenemos una gran experiencia con el hecho de que cuando se trata de temas delicados, a menudo hay poca voluntad de enfrentar el pasado. Casi esperamos que los archivos desaparezcan o que los archivos no se abran en todas partes .Pero trabajar con las brechas y ver los problemas es parte de nuestra vida cotidiana. Además, la posible destrucción de archivos también es un importante tema de investigación”, indicó.

El Obispo Joseph Bonnemain, responsable del departamento de la conferencia de obispos suizos que encara el tema de los abusos en la Iglesia, dijo en una entrevista el 6 de diciembre que el estudio se centraría en el “abuso histórico”, porque “todo indica que no solo hay causas individuales sino también sistémicas”.

“No son solo los actos individuales los que son de interés, sino el panorama general. El proyecto piloto comenzará con una investigación histórica básica para aclarar y crear los requisitos previos para el trabajo de investigación adicional”, dijo el Obispo de Chur, en el este de Suiza.

“El examen más profundo del pasado, espero, alentará a más víctimas a abordar y, si es necesario, informar sobre cualquier ataque que hayan sufrido. Y nos proporciona la base para que nosotros, como institución, asumamos nuestra responsabilidad con más determinación y adaptemos las estructuras de tal manera que hagan la explotación sexual lo más imposible posible”, concluyó el Prelado.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

 

A %d blogueros les gusta esto: