La Compañía de las Hermanas de la Cruz

http://divinavocacion.blogspot.com

La Compañía de las Hermanas de la Cruz es una congregación religiosa de derecho pontificio fundada por Santa Ángela de la Cruz el 2 de agosto de 1875, fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles, en Sevilla. En su primer convento, un pobre cuartito con derecho a cocina, Santa Ángela comenzó su andadura al servicio de los más pobres. Pronto le seguirían piadosas mujeres a la sombra de la Cruz, hasta hoy.
Santa Ángela supo que la vida de sacrificio y abnegación a la que estaban llamadas por el Padre no podría llevarse a cabo sin una vida de oración intensa y una observancia religiosa cuasi angelical. La congregación, de marcada impronta franciscana, presenta un espíritu fuertemente contemplativo: Santa Misa, Oficio Divino, dos horas diarias de oración, prácticas devocionales comunitarias y personales… De este modo viven intensamente unidas a Dios para poder darlo con palabras y obras a los demás.
En el capítulo primero de sus Constituciones, aprobadas por San Pío X en 1908, se cita que “El fin especial o distintivo de esta Congregación, es promover con la divina gracia la salvación de las almas entre los pobres, a quienes las Hermanas considerarán y amarán como a sus amos y señores. Por ganar sus almas aplicarán su vida apostólica a la visita diaria de enfermos necesitados a domicilio, asistiéndolos en sus necesidades espirituales y materiales. Y también, a la gratuita y cristiana educación de niñas pobres, en internados de huérfanas y en escuelas diurnas y nocturnas”. Por ello, las puertas de los conventos de las Hermanas están siempre abiertas para atender a los necesitados. Las Hermanas de la Cruz continúan así el camino de atención a los pobres en los ministerios que Santa Ángela les señaló:
– Visita a enfermos y necesitados a domicilio, acompañándolos en sus propias casas, asistiéndolos, preparándoles el alimento, velándolos, curándolos, aseándolos y llevándoles el consuelo de Cristo que los ama y se preocupa por ellos.
– Residencias para ancianos desvalidos.
– Internados para la niñez desamparada, donde reciben sana instrucción cristiana y una educación para su futuro.
– Catequesis, talleres de formación, dispensarios, etc.
Ser sal en el mundo, testimonio de desprendimiento, de pobreza, de humildad, de vida religiosa íntegra y coherente.
Las Hermanas de la Cruz son gloria de la Iglesia en España. Hijas fidelísimas de la Iglesia y guardianas del carisma que recibieron de su bendita fundadora. No cedieron a la tentación de poder llevar una vida más cómoda refugiadas en las erróneas interpretaciones que muchas congregaciones hicieron de la llamada a la renovación religiosa tras el Concilio. Trabajan con sus manos y se desgastan por el Reino en lo específico de sus apostolados caritativos. Escribía Santa Ángela en 1925:
“Y después de los cien años, la persona que vea una Hermana de la Cruz pueda decir: Se ve a las primeras, el mismo hábito exterior y el mismo interior; el mismo espíritu de abnegación, el mismo de sacrificio… Son las mismas, la providencia para los pobres; dan de comer al hambriento, visten al desnudo, buscan casa a los peregrinos, visitan a los enfermos, los limpian, los asean, los velan sacrificando su reposo”.
Y efectivamente, las actuales Hermanas han velado para que esto sea así, que no es otra cosa que atender a las leyes de la Iglesia, la Tradición de la vida religiosa… cumplir la voluntad del Padre. Todo ello dentro de una profunda vida de pobreza y penitencia, y es que las Hermanas no cuentan para sufragar sus ministerios y sostener sus vidas más que con la limosna que piden de puerta en puerta. Mas su Divino Esposo no las abandona y las provee de lo necesario tanto para ellas como para sus pobres. La gente las ama y es que con su mero testimonio visible ya realizan un apostolado más efectivo que el de muchas otras religiosas aseglaradas. Siguen guardando celosamente la austeridad que guardó Santa Ángela: observando abstinencia durante toda la vida, viviendo de la caridad, sin poseer bienes materiales, vistiendo el santo hábito que estableciera la Santa, etc. Por esta fidelidad inusitada son bendecidas por el Padre y amadas por el Pueblo de Dios
En la actualidad, la Compañía de las Hermanas de la Cruz tiene cincuenta y tres casas. Los países donde se encuentran presentes son España, Italia y Argentina. En España se encuentran en las comunidades de Andalucía, Madrid, Valencia, Castilla y León, Castilla La Mancha, Galicia y Canarias. Las Hermanas son alrededor de 700 y tienen su noviciado con medio centenar de novicias en Sevilla.

Contacto: HERMANAS DE LA CRUZ, Curia general. C/ Sor Ángela de la Cruz, Nº. 4
C.P 41003 Sevilla- España

10 comentarios en “La Compañía de las Hermanas de la Cruz

  1. Hola,conozco a las hermanas de la Cruz que estan en Tucuman, Argentina. Y la mision que hacen es sorprendente! las queremos mucho! DIOS Y LA VIRGEN DEL HUERTO las bendiga en abundancia!

  2. estimadas hermanas soy la DRA CECILIA BANCHERO,trabajo con el PADRE HUGO ACUÑA ,en una villa de emergencia en Pilar ,donde la pobreza es realmente un problema el gobierno ayuda pero no alcanza con el P.Hugo estamos averiguando de tres hermanas que quieran venir a Pilar ,Manzanares a una casa que les comprariamos nosotros ,con autorizacion del obispo ,a trabajar con toda esa gente tan castigada,yo me haria cargo con un grupo de gente realmente fantastico de toda la ayuda que ustedes necesiten ,si no pueden ustedes no conocen alguna congregacion en BUENOS AIRES ,ARGENTINA ,que este dispuesta a ir a trabajar a esa zona tan necesitada ,de cariño y contencion hay muchos chicos y mucho maltrato infantil ,gracias que Dios las bendiga

  3. hola soy Teresa Valverde Casillas y pertenezco al grupo de animadores misioneros de la delegacion de misiones de Merida-Badajoz. Estamos actualizando la lista de misioneros de nuestra diocesis y para ello necesito ponerme en contacto con las hermanas Angela Arroyo, María Escobar y Carmen Muñoz realizan su misión en la diocesis de Añatuya Argentina. Muchas gracias y que el Señor las bendiga

  4. !Hola!, vivo en Valladolid, conozco desde hace muchos años a la hermanas de la cruz, son angeles de caridad para quien las necesite verdaderas seguidoras de Jesucristo. Las quiero mucho.

  5. estoy muy feliz de ser unas de las niñas de la hermana rosario delpilar.Te ngo 62 años y todavia nodejo de visitar sus casas ..TENGO UNA HIJIA HERMANA DE LA CRUZ LAS QUIERO MUCHOs soy Maria Cesarea de RONDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *