23/01/2022

Italia: Nápoles bajo el yugo de la mafia

En una carta publicada en el sitio web de la diócesis el 12 de octubre de 2021, el prelado exhortó a «todas las instituciones, la sociedad civil, los hombres y las mujeres de buena voluntad, mi Iglesia napolitana» a salir de la indiferencia y la resignación frente a ¡la Camorra y la mafia que matan con la violencia y la crueldad de quienes se han olvidado de que son humanos!»

«El rastro de sangre que recorre la ciudad estos días, provocando la muerte de vidas jóvenes, terror y angustia en barrios enteros, calles, familias, ¡no puede dejarnos indiferentes!, exclamó.

¡Conviértanse! ¡Sean un instrumento de conversión!

«A los hombres de la Camorra, a los corruptos y a los que se confabulan con el crimen», exhortó el arzobispo de Nápoles: «¡Vuelvan a ser humanos! ¡Conviértanse! ¡Su obispo no dudará en recibirlos y acompañar los pasos de conversión y de renacimiento humano de quienes escucharán su conciencia y la palabra del Evangelio, deponiendo las armas y emprendiendo caminos de cooperación con la justicia!»

«A las muchas madres de Nápoles, en particular a las que viven en situaciones familiares y barrios difíciles», monseñor Battaglia pidió expresamente: «sean un instrumento de conversión para sus hijos, ayuden a sus familias a arrepentirse, sean una vez más un seno que engendra vida y no cómplices en los caminos de la muerte!»

Centrarse en la prevención

El 13 de octubre, el arzobispo no dudó en convocar «a los distintos representantes de la sociedad civil y de la Iglesia para volver a poner en el centro la cuestión de la educación, comenzando por los más jóvenes y sus familias, y enfocándose en la prevención».

El 14 de octubre, escribió monseñor Battaglia, «estaré en Ponticelli, en uno de los distritos más perjudicados por la intensificación de la Camorra, con una delegación de jóvenes de la arquidiócesis para reunirnos con los niños y jóvenes del decanato, en un momento de escucha, discusión e intercambio mutuos».

– En efecto, luego de sangrientos enfrentamientos entre clanes rivales de la Camorra, la policía registró una decena de atentados, principalmente en el barrio de Ponticelli.

«Un ejemplo brillante de vida humilde, pobre, desinteresada, copia fiel del divino Maestro»

Hablando sobre los males que azotan a la sociedad, el Papa Pío XI escribió en 1937: «el medio más eficaz de apostolado entre los pobres y los humildes es el ejemplo del sacerdote, el ejemplo de todas las virtudes sacerdotales, como las hemos descrito en Nuestra Encíclica Ad catholici sacerdotii.

«En el caso que nos ocupa, lo que se necesita sobre todo es un ejemplo luminoso de vida humilde, pobre, desinteresada, copia fiel de la vida del divino Maestro, que pueda proclamar con una franqueza divina: ‘los zorros tienen madrigueras y las aves del cielo tienen nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde reclinar su cabeza».

«Un sacerdote verdadera y evangélicamente pobre y desinteresado hace milagros de bien en medio del pueblo: como un San Vicente de Paúl, un Cura de Ars, un Cottolengo, un Don Bosco y tantos otros» (Pío XI, Divini redemptoris, 19 de marzo de 1937).

«¡Están matando a Nápoles!», fue el grito de alarma lanzado por monseñor Domenico Battaglia, arzobispo de Nápoles, a la luz de los últimos acontecimientos.

A %d blogueros les gusta esto: