08/08/2022

JUNIO, MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. Día 30: Día de Crucifixión

       

            Por la señal de la Santa Cruz + de nuestros enemigos + líbranos Señor + Dios Nuestro.

            En el Nombre del Padre, del Hijo + y del Espíritu Santo. Amén.


Acto de contrición

            Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta.

            Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra Bondad y Misericordia infinita, que me los perdonareis, por los Méritos de vuestra Preciosísima Sangre, Pasión y Muerte y me daréis gracia para enmendarme, y perseverar en vuestro Santo Amor y servicio, hasta el fin de mi vida. Amén.


Día 30: Día de Crucifixión

             «Contempla por un momento estos pies y estas manos ensangrentados, este Cuerpo desnudo cubierto de heridas y de Sangre, esta cabeza traspasada de espinas, empapada en sudor, llena de polvo y cubierta de Sangre. Admira en silencio, la paciencia, la conformidad con que acepto este cruel sufrimiento…»

            «Contempla a Jesús tendido en la Cruz sin poder hacer el más ligero movimiento, con las manos y los pies desnudos, sin fama, sin honor. ¡Todo se lo han arrebatado! No recibe la más ligera prueba de cariño. No hay quien se apiade y compadezca de Su Dolor…»


Palabras de Jesús al alma, tomadas de «Un Llamamiento al Amor», 
revelaciones privadas de Sor Josefa Menéndez


A continuación rezamos la 


Puedes tocar sobre la imagen para verla en su tamaño original;
se recomienda su copia y difusión


Jaculatoria para repetir con frecuencia a lo largo del día

Oh Jesús, Rey de Amor,
yo confío en Tu Bondad misericordiosa

(Revelada a la Madre Yvonne Aimée de Malestroit el 
17 de Agosto de 1922; aprobada por el Papa Pío XI en 1933)


Read More

A %d blogueros les gusta esto: