02/12/2021

LA CONTRICIÓN PERFECTA: LA CLAVE PARA IR AL CIELO

No hace falta decir que aunque todos moriremos un día, la mayoría de la gente no tendrá un sacerdote al lado con el  que pueda confesarse  en el lecho de muerte.

La contrición perfecta:
la clave para ir al  cielo, especialmente en nuestros tiempos

También puedes ser perdonado de tus pecados mortales si no hay un sacerdote disponible para escuchar tu confesión …

Para la gran mayoría de los católicos en el mundo de hoy, es virtualmente imposible confesarse con un sacerdote ordenado válidamente que profese la verdadera fe católica de antaño y que no profese estar en comunión con un hereje público o un apóstata como Francisco o Benedicto XVI. A lo largo de la historia de la Iglesia, hubo muchas personas en diversos lugares y circunstancias que necesitaron acercarse a un sacerdote para la confesión, y por una razón u otra, les resultó imposible. Y no hace falta decir que aunque todos moriremos un día, la mayoría de la gente no tendrá un sacerdote al lado con el  que pueda confesarse  en el lecho de muerte.

¿Significa esto, entonces, que nuestras posibilidades de llegar al Cielo son, por esa razón, muy escasas? ¡De ninguna manera!

Es un hecho lamentable que a pesar de que todos los católicos saben que hay que acercarse al sacramento de la Penitencia para conseguir el perdón de sus pecados mortales, al parecer sólo unos pocos conocen que hay una manera de obtener el perdón de los pecados mortales fuera del sacramento de la Penitencia : a través de la Contrición Perfecta. Para que no haya mal entendidos es importante entender exactamente qué se entiende por ella y cómo “funciona”, es decir, cómo obtener esta gran gracia.

¿Qué  es la contrición perfecta?

En el siglo XVI, el Concilio de Trento promulgó un decreto sobre el Sacramento de la Penitencia , que incluye un capítulo dedicado al tema de la contrición. El Catecismo  posterior del Concilio de Trento también explica la contrición y cómo se relaciona con el sacramento de la Penitencia. La Enciclopedia Católica de 1907 también tiene un artículo informativo que resume los elementos esenciales de la contrición .

En pocas palabras: La Contrición Perfecta es un dolor sobrenatural y un aborrecimiento de los pecados que uno ha cometido, acompañado de una firme resolución de no volver a pecar nunca, porque al cometerlos uno ha ofendido a Dios, que es infinitamente bueno y merece todo nuestro amor.

Es evidente que para que la Contrition Perfecta dé frutos abundantes en las almas, entonces esta definición algo compleja necesita una explicación detallada que sea fácilmente comprensible para el hombre común. Con este fin, la Australian Catholic Truth Society  en 1959 publicó un folleto muy leído sobre este tema escrito por un sacerdote italiano. Puede leer su texto completo en línea aquí:

El 26 de febrero de 2016, nuestros amigos de True Restoration lanzaron un episodio de su serie “Spiritual Life” en Restoration Radio sobre “Perfect Contrition”, en la que el monje benedictino Fr. Bernard Uttley explica de una manera fácilmente comprensible  la naturaleza, el mecanismo, los efectos y la importancia de la Contrición Perfecta. Puedes escuchar este episodio de 105 minutos en su totalidad, de forma gratuita aquí:

https://html5-player.libsyn.com/embed/episode/id/5713300/height/90/theme/custom/autoplay/no/autonext/no/thumbnail/yes/preload/no/no_addthis/no/direction/backward/render-playlist/no/custom-color/87A93A/

Si examinamos de cerca el Acto de Contrición y dando por supuesto que debemos orar al menos una vez al día, veremos cómo la Santa Madre Iglesia intenta inculcar en nuestras almas las disposiciones necesarias para obtener la Contrición perfecta:

¡Oh Dios mío! Siento  sinceramente haberte ofendido; y detesto todos mis pecados, porque temo perder el cielo y temo los dolores del infierno, pero sobre todo lo siento porque te he ofendido a Ti, Dios mío, que eres tan bueno, y merecedor de todo mi amor. Resuelvo firmemente, con la ayuda de Tu gracia, confesar mis pecados, hacer penitencia y enmendar mi vida. Amén.

Acto de contrición )

La Contriciøn Perfecta es una inmensa fuente de gracias en esta vida y tiene especial importancia en el momento de la muerte. Todos los católicos deben estar familiarizados con ella  y unir a ella diariamente los actos de Fe , Esperanza y Caridad .

Ya sea que tengas un confesor disponible o no, asegúrate de estar siempre arrepentido de tus pecados, y de nunca estar  sin la gracia santificante. Las puertas del Cielo estarán abiertas para ti, y nunca más serás tentado de desesperación.

El efecto principal de la Contrición Perfecta es la recuperación de la gracia santificante aunque no hayas ido al  sacramento de la Confesión. Este medio extraordinario muestra la gran misericordia, la generosidad y la magnanimidad de Dios Todopoderoso hacia Sus criaturas humanas pecadoras. Después de todo, está claro que no siempre y en todas partes tenemos un sacerdote a nuestra disposición, y la disponibilidad del perdón de Dios a lo largo de la historia en la Nueva Alianza,  se vería seriamente restringida si dependiera estrictamente de que fueran accesibles sacerdotes válidos  a  los pecadores.

Por favor, no ignore, descuide ni desprecie este tema tan importante. Para muchos de nosotros, la Contrición Perfecta puede un día tener una importancia tan grande que decida nuestra eternidad .

“Por eso os digo que muchos pecados le son perdonados, porque ella amó mucho”
(Lucas 7:47).

De Novus Ordo Watch

A %d blogueros les gusta esto: