23/01/2022

México condena a miembros del clero por promover el voto católico

La Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de México condenó a dos cardenales, un obispo y dos sacerdotes por haber exhortado a los fieles a sopesar cuidadosamente su voto, a rezar a Dios para que los iluminara y a no votar por los promotores del aborto y la ideología de género en las elecciones del 6 de junio de este año en México.

En un boletín publicado el 18 de noviembre, el tribunal mexicano, máximo organismo electoral, señaló que los ministros de religión habían violado la ley mexicana al publicar «videos como parte del proceso electoral federal 2020-2021, por medio de varios perfiles y canales en Facebook, Twitter y YouTube».

La magistrada Gabriela Villafuerte Coello criticó el hecho de que uno de los condenados animó a los fieles católicos a «rezar y pedirle a Dios que los iluminara al momento de votar». La estupidez se enfrenta con el fanatismo en la siguiente cita:

«Esto no debería permitirse», dijo la magistrada, «los votos no son cosas celestiales ni espirituales, se debe votar con base en la información, en la ponderación de otras cosas, y eso es exactamente lo que hay que respetar, porque la inspiración celestial no va a lograr que tengamos a las mejores personas en los cargos, eso es cuestión de lógica», agregó.

La frustración de los diputados

El caso contra los obispos y sacerdotes mexicanos fue abierto por las denuncias de los diputados del partido Morena, del actual presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, aunque el grupo político posteriormente retiró sus denuncias. Cabe señalar que el partido perdió su mayoría de dos tercios, aunque conserva la mayoría absoluta. Debido a esto, algunos exdiputados dirigieron su ira contra la Iglesia…

Aunque las denuncias fueron retiradas por Morena, la TEPJF decidió continuar el proceso. Los magistrados afirmaron que se habían «transgredido los principios constitucionales de separación entre Iglesia y Estado», así como la «igualdad en la competencia».

Tras el fallo, el Ministro del Interior del gobierno de López Obrador tendrá que definir la sanción, que podría ir desde una simple reprimenda hasta una multa de tres millones de pesos (aproximadamente 150,000 dólares).

Una constitución sumamente anticlerical 

La constitución mexicana autoriza el voto a los sacerdotes mexicanos, pero prohíbe a los ministros de religión «hacer proselitismo a favor o en contra de cualquier candidato, partido o asociación política».

El cardenal Sandoval Iñiguez, arzobispo emérito de Guadalajara, fue condenado por exhortar a los fieles a no votar por aquellos que ya están «en el poder»,  entonces «llega la dictadura y se pierde la libertad puesto que es un sistema comunista que esclaviza». El cardenal también recordó que «la familia, el bien de la familia y de la vida están en juego, porque este gobierno ha adoptado la ideología de género».

El cardenal Aguiar Retes, arzobispo de México, fue condenado por haber declarado, en junio de 2018, en vísperas de las elecciones que llevaron a López Obrador a la presidencia, que los católicos debían considerar a aquellos que garantizan el respeto de «los valores fundamentales de nuestra fe, como el derecho a la vida, el derecho a una familia estable, el derecho a la educación, el derecho a la libertad religiosa».

Monseñor Elizondo Cárdenas, obispo de la diócesis de Cancún-Chetumal, fue condenado por recordar que «la Iglesia dice: no voten por candidatos que apoyan el aborto, que están en contra de la familia, que están en contra de los valores, que están en contra del matrimonio como Dios lo describe en la Biblia, desde la primera página: ‘varón y hembra los creó, y les dijo crezcan y multiplíquense'». 

El Padre Mario Angel Flores Ramos fue condenado por su conferencia titulada «La Doctrina Social de la Iglesia y el Compromiso Político en las Elecciones del 6 de Junio», en la que pidió «no dar más poder a quienes no han sabido usarlo para el bien común» y «no confiar más en quienes se dedican a dividir, en vez de unir y desarrollar».

El Padre Espinosa de los Monteros, por su parte, fue condenado por haber alentado a los mexicanos a pedir «a Dios su luz» antes de votar, y a no dar «un solo voto a los irresponsables, a los que apoyan la cultura de la muerte y la división».

En la constitución mexicana, que data de 1917, y antes de los cambios constitucionales efectuados por el presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), los sacerdotes eran considerados ciudadanos de segunda clase y la Iglesia fue arrojada al dominio privado. Pero algunas de estas disposiciones no desaparecieron después de las reformas y el espíritu revolucionario sigue presente.

A %d blogueros les gusta esto: