Ofrecimiento de la preciosísima sangre de Nuestro Señor Jesucristo al Padre eterno, para alcanzar su celestial bendición

http://salutarishostia.wordpress.com/

SANTI, Giovanni Man of Sorrows c. 1490 Oil on canvas transferred from panel, 67 x 55 cm Szépmûvészeti Múzeum, Budapest

y un Padre nuestro, un Ave María y un Gloria Patri a la santísima Trinidad, en acción de gracias por todos los beneficios recibidos.

Os ofrecemos, óh Padre eterno, la preciosísima sangre de Jesús derramada por nosotros, con tanto amor y dolor, de la llaga de su mano derecha; y por sus méritos y virtud suplicamos á vuestra divina Majestad, os dignéis concedernos vuestra santa bendición, para que en virtud de ella podamos ser defendidos de nuestros enemigos, y libertados de todo mal, diciendo:

Benedictio Dei omnipotentis, Patris, et Filii, et Spiritus Sancti descendat super nos, et maneat semper. Amen.

Padre nuestro, Ave María y Gloria.

FUENTE: Colección de oraciones y obras piadosas por las cuales han concedido los sumos pontífices santas indulgencias. Décima tercia edición. Barcelona. Librería religiosa. Imprenta de Pablo Riera. 1860.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: