25/06/2022

Rentabilidad y ética: el nuevo credo de los financieros del Vaticano

En la mañana del 7 de junio de 2022, el boletín de la Oficina de Prensa de la Santa Sede anunció, en la sección «Renuncias y Nombramientos», la creación del Comité de Inversiones, en aplicación del artículo 227 de la Constitución Apostólica Praedicate Evangelium encargada de la reorganización de la Curia romana desde el 5 de junio.

El comunicado oficial también indica que el nuevo organismo está presidido por el cardenal Kevin Joseph Farrell, prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, un irlandés cercano al actual Romano Pontífice, que pide una mayor implicación de las mujeres en la administración de la Iglesia, especialmente en la gestión de las parroquias.

El alto prelado alcanzará el límite de edad de 75 años el próximo mes de septiembre. Por tanto, deberá compaginar su nuevo cargo con el oficio de «camerlengo» de la Santa Iglesia, es decir, administrador de los bienes temporales del Vaticano, durante el tiempo vacante de la Sede Apostólica que precede a la elección de un nuevo Papa.

El comité está compuesto además por varios miembros conocidos por su experiencia: Jean Pierre Casey, fundador y director ejecutivo de RegHedge (Reino Unido); Giovanni Christian Michael Gay, director general de Union Investment Privatfonds GmbH (Alemania); John Zona, gestor de inversiones del Boston College (Estados Unidos).

Pero también David Harris, un gestor de cartera sueco y socio de Skagen Funds, quien es presentado en Vatican News, el sitio oficial de noticias de la Santa Sede, como alguien con «una amplia experiencia en los mercados bursátiles mundiales y la inversión sostenible».

El Comité para las Inversiones se convierte así en el último de los seis órganos económicos previstos por Praedicate Evangelium.

Este comité debe velar por el «carácter ético de las inversiones en valores de la Santa Sede, de acuerdo con la doctrina social de la Iglesia y, al mismo tiempo, por su rentabilidad, idoneidad y riesgo».

Sin duda, esto se hace para evitar el reciente fiasco londinense de la Secretaría de Estado, del que nuestros lectores se pueden hacer una pequeña –y triste– idea, releyendo los artículos escritos por FSSPX.Actualidad sobre el juicio del cardenal Angelo Becciu.

En el marco de la reforma de la Curia, la especialización en finanzas parece ocupar un lugar destacado, como lo demuestra la creación del Comité de Inversiones, una nueva entidad prevista por la Constitución Apostólica Praedicate Evangelium.

A %d blogueros les gusta esto: