21/05/2022

Vaticano: continúa el uso obligatorio de mascarillas

Aunque la flexibilidad en la disciplina eclesiástica parece haberse convertido en la regla bajo el pontificado actual, no ocurre lo mismo en el ámbito sanitario, cuando se miran las disposiciones establecidas en octubre de 2021 para luchar contra la propagación del SARS-CoV -2 en el Estado más pequeño del mundo.

Un cardenal estadounidense, conocido por su oposición al reformismo actual, lo aprendió por las malas, cuando, hace unos días, le fue negado el acceso a uno de los edificios de la Curia, con el pretexto de que su pase de vacunación no se había actualizado desde el pasado marzo…

¿Es esta la razón por la que L’Osservatore Romano decidió hacer pública el 20 de abril la circular del cardenal Parolin para uso interno, que extendió hasta el próximo 30 de abril, por lo menos, las drásticas medidas sanitarias implementadas en el Estado de la Ciudad del Vaticano?

En cualquier caso, «considerando que la persistencia de la pandemia requiere medidas extraordinarias y excepcionales específicas», la obligación de llevar mascarilla FFP2 y de contar con el pase sanitario reforzado -el «super green pass» italiano, que implica un esquema de vacunación completo -se confirma para «todo el personal de los dicasterios, órganos y oficinas de la Curia e instituciones relacionadas con la Santa Sede», así como para todos aquellos que participen en un seminario o reunión en el recinto leonino.

El trato es menos duro para los visitantes de Museos y peregrinos a los que se les sigue exigiendo -además de llevar la mascarilla- presentar al menos el «pase verde básico», que acredita el resultado negativo de un test o un certificado de recuperación de Covid-19.

También se mantiene la medida que hizo correr mucha tinta hace varios meses, que prevé la suspensión de toda remuneración para los funcionarios que no deseen someterse a la vacunación obligatoria.

Recordamos que, a fines del año pasado, varios guardias suizos se vieron obligados a dimitir: uno de ellos, además, declaró a la prensa suiza estar «muy decepcionado e incluso consternado por este final brutal» que vino «desde arriba».

Un «arriba» bastante estratosférico, ya que el propio Papa Francisco, tras recibir a los guardias suizos despedidos, deploró oralmente las presiones a las que él mismo se encuentra sometido en este tema…

Mascarillas FFP2 en todos los lugares cerrados, «pase verde básico» para peregrinos, «pase verde reforzado» para todo el personal: el decreto firmado por el secretario de Estado de la Santa Sede, y publicado en L’Osservatore Romano, extiende hasta finales de abril las drásticas medidas implementadas por el Vaticano, mientras que el resto de la Península va reduciendo sus medidas anti-Covid.

A %d blogueros les gusta esto: