12/08/2022

Arzobispo colombiano: Es inútil esperar reformas sociales si no cambia el corazón humano

, 04 Ago. 22 (ACI Prensa).-
El Arzobispo de Medellín (Colombia), Mons. Ricardo Tobón Restrepo, señaló que no se pueden esperar cambios sociales para superar las injusticias si primero no se da “una verdadera reforma interior” en el corazón de las personas.

En una columna publicada este jueves en el sitio web del Episcopado colombiano, el Prelado indicó que “es inútil esperar cambios y reformas sociales, si no se transforma lo esencial: el corazón de cada ser humano”.

Mons. Tobón Restrepo señaló que “la sociedad, agobiada por múltiples fenómenos y situaciones, pide que se dé un cambio, tal vez sin perspectivas muy claras ni de lo que quiere ni de lo que puede venir”.

“Hay como una desesperación al no encontrar el sentido profundo de la vida, al ver la eterna inequidad social que no se logra superar y al tener que enfrentar los efectos perversos de salidas falaces como el narcotráfico y la violencia”, señaló.

Sin embargo, dijo, “no nos engañemos; las reformas necesarias para adecuar el presente a un futuro mejor, que supere la mentira, el egoísmo y la injusticia, no vendrán si no se educa la conciencia, que genera una escala de auténticos valores y nos hace capaces del encuentro, de la solidaridad y de la fraternidad”.

En ese sentido, advirtió que toda persona “que no logre este cambio será un depredador de los demás y de la sociedad, un generador de corrupción y de crímenes, un enemigo del estado de derecho y del bien común”.

“Debemos hacernos conscientes que nos falta, primero que todo, una verdadera reforma interior”, expresó.

Actuar y no quedarse en lamentos

El Arzobispo de Medellín indicó que “no podemos acostumbrarnos con indolencia a que tantas personas vivan en la pobreza”, porque “esa indiferencia es la que va aceptando que la vida no tiene valor y que, para mantener la comodidad”, se puede abortar y “acudir a la eutanasia mirando como una carga a los enfermos y a los ancianos”.

“Ante esta realidad, a todos nos urge ser positivos y propositivos. No podemos quedarnos lamentando el mal, sino que debemos actuar contra él; no se puede cancelar el futuro, nuestra sociedad merece una oportunidad para salir adelante”, expresó.

Mons. Ricardo Tobón dijo que esa es la misión de la Iglesia, la de mostrar, “ante una realidad que no responde al proyecto de Dios y ante los espejismos que vislumbran soluciones falsas, la verdad sobre la dignidad humana” y “la esperanza que va más allá de lo terreno”.

“Como Jesús, debemos seguir llamando a la conversión, a la reforma de la mente, a la transformación del corazón para construir el nuevo mundo que necesitamos. Ojalá veamos y actuemos antes de que sea tarde”, señaló.

Por ello, el Arzobispo alentó a los católicos a “buscar hacer el bien, trabajar para que cada familia transmita valores y enseñe a amar, influir para que los diversos grupos e instituciones procuren mejorar la vida laboral, social, educativa y política del país”.

Recordó que los católicos “debemos entregar la vida en el servicio y la misión venciendo el mal, como Jesús, con el poder de la verdad, del bien y del amor”.

“No podemos sentirnos agobiados ni derrotados, sino convocados con urgencia a trabajar por la construcción de un mundo nuevo con la fuerza del Espíritu del Señor Resucitado. Es muy honroso y urgente el llamamiento a ser luz y levadura del mundo”, señaló.

A %d blogueros les gusta esto: