25/07/2024

Belorado: las monjas, acusadas de «caprichosas», hablan de asfixia económica; el obispado responde

Laura García de Viedma, exabadesa de Belorado (hasta su excomunión Sor Isabel de la Trinidad) ha publicado este martes un comunicado en Instagram en nombre del Monasterio de Santa Clara con varias solicitudes dirigidas a la Comisión Gestora del arzobispado de Burgos, y la comisión, a su vez, ha respondido punto por punto, declarando que la exabadesa busca confundir a la opinión pública.

El texto de la exabadesa, en resumen, dice:

– «se ha detectado la usurpación ilegítima de las cuentas bancarias pertenecientes a nuestra comunidad (hoy asociación), sin que medie procedimiento judicial alguno que justifique dicha intervención»,

– «están proliferando informaciones falsas que nos presentan como morosas ante empresas y particulares, afectando gravemente a nuestra reputación» y sostienen que siempre han «cumplido puntualmente con las obligaciones financieras»,

– «resulta especialmente alarmante la persona ahora a cargo de nuestras cuentas haya sido previamente sancionada por el Banco de España debido a irregularidades en la gestión de cuentas de terceros» (se refiere al arzobispo Mario Iceta, que formó parte hace 15 años de unos consejos de administración de Caja Sur que sufrieron unas amonestaciones del Banco de España);

denuncian «asfixia económica» y se quejan de que se las está «proyectando ante la opinión pública como deudoras y caprichosas».

– piden «que se restablezca la legítima titularidad y gestión de nuestras cuentas bancarias»,

– piden «que se depuren las responsabilidades correspondientes por la usurpación ilegítima de nuestras cuentas y por la difusión de informaciones falsas que afectan nuestra reputación»,

– piden que «que se informe y, en su caso, se solicite la intervención del Banco de España respecto a la gestión de las cuentas por parte de una persona previamente sancionada por dicha entidad».

– y aseguran que tienden la mano para compartir «cualquier información que se requiera».

La respuesta de la Comisión Gestora

El responsable de los Monasterios de Belorado, Orduña y Derio es ahora el arzobispo de Burgos, Mario Iceta, porque el Papa le ha designado comisario pontificio para tal función. Iceta ha creado una Comisión Gestora para estos monasterios, que intenta pilotar la situación, lo que incluye pagar sueldos de trabajadores y deudas de las ex-monjas.

La Comisión ha publicado este martes su respuesta a la nota de García de Viedma, que recogemos íntegra:

» La Sra. García de Viedma dice hablar en representación de una asociación civil que no consta que esté registrada como tal ante la autoridad competente. Como ya se manifestó en ocasiones anteriores, la transformación de una entidad religiosa en una asociación civil requiere el permiso y la forma de proceder que dispone la Santa Sede, que no se ha respetado en este asunto. Se está intentando confundir a la opinión pública, tratando de hacer creer que la nueva asociación civil erigida por las exreligiosas es la propietaria del patrimonio de los Monasterios.

» El comunicado de la Sra. García de Viedma tiene apariencia de denuncia ante una autoridad competente, sin especificar cuál es esa autoridad. A este respecto, es preciso recordar que ya realizó otra denuncia ante la Policía Nacional hace más de un mes, al parecer ratificada posteriormente ante la autoridad judicial.

» Al Comisario Pontificio, como Representante Legal, le asiste el derecho de administrar todos los bienes muebles, inmuebles, dinerarios y financieros de los monasterios. Es una acusación falsa hablar de usurpación ilegítima de las cuentas bancarias ni se requiere para ello ningún procedimiento judicial. Todas las actuaciones realizadas por el comisario pontificio y la comisión gestora están realizadas dentro de la más estricta legalidad. Hay que hacer ver que todas las entidades bancarias y las administraciones públicas, una vez aportada la documentación, han reconocido la representación legal del Comisario Pontificio.

» Quien afirma la existencia de morosidad ante empresas y particulares son las propias exreligiosas, como se puede comprobar en sus diversas manifestaciones. Así mismo, afirmamos que obran en nuestro poder facturas que llevan meses sin ser abonadas por la gestión de la exabadesa (aproximadamente, y con exclusión de los préstamos, solo en facturas se adeudan unos 42.000 €, algunas de las cuales tienen hasta 2 años de antigüedad), y que ella misma nos ha remitido. Todas las comunicaciones que hemos realizado están perfectamente documentadas.

» Desconocemos la amplitud de las obligaciones financieras de los monasterios porque la Sra. García de Viedma sigue ilegalmente impidiendo el acceso a su gestión. Solamente tenemos constancia documentada de algunas facturas impagadas y desconocemos el estado de las obligaciones laborales fiscales y tributarias, por la contumaz actitud de la Sra. García de Viedma, después de haber pedido información mediante cinco requerimientos (el primero con fecha de 6 de junio, y el último en el día de ayer).

» Lejos de constituir una asfixia económica para los monasterios de Belorado, Orduña y Derio, han sido algunos de los monasterios de la Federación de Nuestra Señora de Aránzazu (y de otras federaciones) los que están aportando fondos para hacer frente a las facturas y nóminas que la misma Sra. García de Viedma nos sigue enviando. De no haber sido así, hubiera sido imposible realizar los pagos con los exiguos fondos que quedaban en las cuentas bancarias.

» Nuestro modo de proceder es y seguirá siendo el respeto absoluto a las personas, a la legalidad, a la verdad y a la transparencia. No entraremos en descalificaciones o difamaciones de ningún tipo. Todas las informaciones aparecidas en nuestras comunicaciones están perfectamente documentadas y se ciñen exclusivamente al relato de hechos verificables.

» Efectivamente, compartimos con la Sra. García de Viedma el deseo de que se restablezca la legalidad, que ella misma sistemáticamente vulnera, y su intención de que se depuren las responsabilidades correspondientes a las que ella misma no es ajena, aspectos en los que nuestros servicios jurídicos están trabajando para que los tribunales resuelvan, para hacer prevalecer la justicia y el ordenamiento jurídico vigente.

» Con respecto a las descalificaciones personales vertidas contra el Comisario Pontificio: hacer referencia a una sanción administrativa del Comisario Pontificio de su época en la que perteneció al consejo de administración de Cajasur desde 2005 a 2008, para poner en duda su legitimidad para administrar bienes, constituye un intento de calumniarle utilizando argumentos ad personam y describe bien la cualidad moral de la Sra. García de Viedma. Aun así, conviene recordar que la sanción administrativa del Banco de España a los dos consejos de administración de Cajasur que tuvieron responsabilidades en dicha entidad de ahorro en torno a los años 2006 a 2010, entre cuyos miembros se encontraba el actual Comisario Pontificio, no se debió a irregularidades de dichos consejos de administración en la gestión de cuentas de terceros ni conllevó inhabilitación alguna ni limitación de ningún tipo para el Comisario Pontificio, que se reserva el derecho de acudir a los tribunales para defender su honor y buen nombre ante estas declaraciones sin escrúpulos y calumniosas que ha realizado la Sra. García de Viedma.

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»