18/08/2022

El Camino Sinodal admite querer cambiar la doctrina sobre la homosexualidad

En esta contribución, Marc Frings expresó su deseo de que el diálogo sobre la reforma de la Iglesia católica en Alemania proporcione impulsos importantes para un «reajuste claro» de la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad.

El Camino Sinodal, prosigue, es «una declaración consciente contra el catecismo católico que, desde mediados de la década de 1970, ha abordado la homosexualidad vivida de forma crítica, denigrante y acusándola de pecado».

«La Iglesia debe ser un ‘espacio seguro’ para el encuentro de personas con diferentes identidades sexuales», señaló Marc Frings. Las relaciones homosexuales y heterosexuales aspiran a los mismos valores y experimentan los mismos desafíos, explicó.

«Todas las parejas experimentan éxitos y fracasos, y siempre -independientemente de su orientación sexual- la Iglesia debe estar a su lado para sostenerlos y darles un mensaje de acogida, porque la Iglesia debe tener la ambición de ser una patria para todos los hombres».

Importantes impulsos para la Iglesia universal

Un cambio correspondiente en la posición del magisterio ciertamente no puede tener lugar en una Iglesia local, pero podrían emanar impulsos importantes de ella, explicó Frings. Aunque en otras partes de la Iglesia universal, una revisión de la doctrina sexual católica no es una prioridad.

Pero «una promoción integral de los derechos humanos para poder llevar una vida libre de restricciones» debería ser una prioridad máxima para la Iglesia en Alemania. Así es como podemos ayudar a que la homofobia y la discriminación también sean nombradas como tales en otros países y que se combatan abusos como las terapias de conversión».

Marc Frings esbozó el siguiente plan: «La Iglesia en Alemania debe ser fuerte, exigente y progresista» frente a los países del Sur y otros estados de la UE. Destacó la iniciativa #OutInChurch, en la que «salieron del clóset» públicamente alrededor de 125 colaboradores y miembros de la Iglesia católica. Para él, esta iniciativa ha «dinamizado el discurso en la Iglesia local alemana».

Por eso, continúa el secretario general del ZdK, la asamblea sinodal discutirá en septiembre un texto en el que se recomendará al Papa aclarar y reevaluar la homosexualidad. Sin embargo, los obispos alemanes no deben esperar la decisión de la asamblea sinodal «para lanzarse activamente al nivel de la Iglesia universal».

Frings concluyó diciendo: «Las relaciones entre homosexuales y heterosexuales luchan por los mismos valores y experimentan los mismos desafíos: fidelidad y permanencia, por un lado, alienación y disminución del deseo por el otro».

En una contribución para un blog «católico» LGBT estadounidense, llamado «Outreach», y gestionado por la revista America Magazine de los jesuitas estadounidenses, el secretario general del Comité Central de Católicos Alemanes (ZdK), Marc Frings, expresó sus esperanzas de éxito para el Camino Sinodal, especialmente en relación con un cambio en la perspectiva de la Iglesia sobre la homosexualidad.

A %d blogueros les gusta esto: