26/06/2022

El FBI abre una investigación sobre los ataques a institutos pro-vida

En un comunicado, el FBI dijo haber abierto una investigación sobre «una serie de ataques y amenazas contra los centros de recursos para el embarazo y las organizaciones confesionales en todo el país». Para ser precisos, se contabilizaron 52 ataques en 46 días.

«El FBI toma muy en serio todas las amenazas y continuamos trabajando en estrecha colaboración con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley, y permaneceremos atentos para proteger a nuestras comunidades.

«Nos gustaría recordar a los miembros del público que si notan algo sospechoso o tienen información sobre posibles amenazas, deben informarlo de inmediato a la policía llamando a su oficina local del FBI o enviando un aviso a tips.fbi.gov».

La declaración no especifica si las «organizaciones confesionales» incluyen iglesias y lugares de culto, que sufrieron al menos 15 ataques de activistas pro-aborto durante el mismo período de 46 días.

En respuesta a la solicitud de The Washington Stand de aclarar si la investigación incluiría los ataques contra iglesias, el FBI respondió: «No tenemos más detalles para proporcionar».

La presión sobre el gobierno de Biden para que tome medidas se intensificó después de los informes de actos inminentes de vandalismo y destrucción de propiedad. Una coalición de nueve líderes conservadores envió recientemente una carta al Departamento de Justicia exigiendo acción.

Esta carta recibió un fuerte apoyo del senador Tom Cotton, miembro principal del Subcomité de Justicia Criminal y Contraterrorismo, pidiendo la renuncia del fiscal general Merrick Garland debido a la inacción del Departamento de Justicia.

En un tuit, los miembros republicanos del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara expresaron su frustración y señalaron que la investigación del FBI se esperaba «desde hace mucho tiempo».

«Este comportamiento extremista amenaza nuestra seguridad nacional, razón por la cual GOP Homeland (Grand Old Party), es decir, los republicanos –exige respuestas del Departamento de Seguridad Nacional con respecto a los esfuerzos realizados en esta materia», declararon los miembros republicanos.

El grupo pro-aborto extremista conocido como Jane’s Revenge, que ha reclamado el crédito de múltiples incendios provocados y de actos de vandalismo contra organizaciones pro-vida, emitió un comunicado prometiendo que continuaría con los ataques.

Después de semanas de silencio por parte del gobierno de Biden, luego de una explosión de ataques contra iglesias, organizaciones pro-vida e individuos en los últimos 46 días, el FBI (Federal Bureau of Investigation) anunció el viernes 17 de junio haber abierto una «investigación» sobre los incidentes.

A %d blogueros les gusta esto: