20/08/2022

El Papa Francisco rezará en Quebec ante la tumba del primer Obispo de Canadá

VATICANO, 25 Jul. 22 (ACI Prensa).-
En el marco de su viaje apostólico a Canadá, el Papa Francisco rezará ante la tumba de San Francisco de Laval, primer Obispo de Quebec.

El momento de oración silenciosa se llevará a cabo el próximo 28 de julio al concluir el rezo de las vísperas que rezará con representantes de la Iglesia Católica en Canadá: obispos, sacerdotes, diáconos, consagrados y seminaristas.

El Papa presidirá este rezo de las vísperas en la Catedral de Nuestra Señora (Notre Dame) en Quebec, en donde se encuentra la tumba de San Francisco de Laval y en donde también serán expuestas las reliquias de algunos santos canadienses.

El Papa Francisco será el segundo Pontífice en visitar Canadá después de los tres viajes que realizó San Juan Pablo II en 1984, 1987 y 2002.

Breves datos biográficos

Francisco de Montmorency-Laval, nació el 30 de abril de 1623 en Montigny-sur-Avre (Francia).

Durante su adolescencia, Francisco de Laval estudió en el colegio jesuita de La Flèche.

El 1 de mayo de 1647 recibió la ordenación sacerdotal.

En 1658 fue nombrado Vicario Apostólico de Nueva Francia, realizando una intensa actividad apostólica en lo que hoy es Canadá.

Con él se erigió la primera diócesis, en 1674, de la que fue el primer Obispo. Al ser Quebec la primera provincia de Canadá, Laval llegó a ser por consiguiente el primer obispo de Canadá.

También creó el Seminario de Québec, hoy Universidad laval.

Mons. Laval recorría su vasta diócesis en canoa, a pie o en raquetas para nieve para visitar a la gente en sus hogares y prestando particular atención a la protección de los pueblos aborígenes.

Falleció el 6 de mayo de 1708, a los 85 años.

San Juan Pablo II lo beatificó en 1980 y dijo que Laval “fue en Canadá lo que San Agustín en Bretaña, San Bonifacio en Germania, o Cirilo y Metodio en los pueblos eslavos”.

El 3 de abril de 2014 el Papa Francisco inscribió a San Francisco de Laval al catálogo de los santos junto a la hermana María de la Encarnación, considerada la Madre de la Iglesia Católica en ese país.

Esta declaración de santos es denominada canonización “equivalente”, que consiste en que el Papa, por la autoridad que le compete, extiende a la Iglesia Universal el culto y la celebración litúrgica de un santo, una vez que se comprueban ciertas condiciones precisadas por el Papa Benedicto XIV.

La canonización “equivalente” ha sido utilizada en otras ocasiones. Por ejemplo, el Papa Francisco canonizó a Santa Ángela de Foligno, el 9 de octubre de 2013 y a San Pedro Fabro, el 17 de diciembre del mismo año. También fue utilizada por sus predecesores Benedicto XVI, Juan XXIII, entre otros.

A %d blogueros les gusta esto: