05/12/2021

El Parlamento Europeo condena a Polonia por su posición sobre el aborto

Hace aproximadamente un año, el tribunal constitucional polaco declaró inconstitucional la ley que autorizaba el aborto en casos de malformación fetal, reconociendo que las personas con malformaciones tienen los mismos derechos que los demás, incluido el derecho a la vida: una victoria para los defensores del derecho a la vida.

Tras esta sentencia, los únicos motivos legales para el aborto en Polonia se redujeron a la violación, el incesto y un grave riesgo para la salud de la madre.

El Parlamento Europeo (PE) reiteró el jueves 11 de noviembre su condena de la decisión de la Corte Constitucional polaca que, en su interpretación, impone una prohibición casi total del aborto.

El PE considera que esto es un ejemplo de la «politización» del sistema judicial, del «colapso sistémico» del estado de derecho y de la «ilegitimidad» del tribunal constitucional polaco. Los niños nacidos seguramente tendrán una opinión diferente.

En un comunicado emitido el jueves, los eurodiputados pidieron al presidente polaco Andrzej Duda que garantice «rápida y plenamente» el acceso a un aborto seguro, legal y gratuito en su país, argumentando que la decisión, tomada el 22 de octubre de 2020, pone en peligro la vida y la salud de la mujer.

Esta retórica es más que extraña, porque la ley polaca se refiere a otorgar a las personas con discapacidad los mismos derechos que a los demás, incluido el derecho a la vida.

Los eurodiputados lamentaron que el fallo obligue a los ciudadanos polacos a recurrir a los llamados abortos «riesgosos», a viajar al extranjero o llevar a término un embarazo contra su voluntad, incluso en el caso de una malformación grave o fatal del feto, según el texto del Parlamento.

Los eurodiputados exhortaron a los países miembros a cooperar y facilitar el acceso transfronterizo para permitir que las mujeres polacas se beneficien de abortos gratuitos y seguros en otros sistemas nacionales de salud.

«En septiembre pasado, una mujer polaca de 30 años murió de un shock séptico porque los médicos se negaron a realizar un aborto que le habría salvado la vida. En cambio, decidieron esperar la muerte del feto debido a las restricciones del aborto legal en Polonia», se lee en el texto del PE, que no especifica que el aborto en este caso era legal.

Ocultar la verdad es a menudo el medio más utilizado por los partidarios de la cultura de la muerte. Por otro lado, como recordaron los médicos en la declaración de Dublín, el aborto directo no es médicamente necesario para salvar la vida de una mujer.

Esta epístola amenazante y repugnante tiene un solo objetivo: sentar nuevas bases para la condena de Polonia y el uso de tácticas de presión como la suspensión de las subvenciones europeas. Pidamos a Dios por Polonia, para que continúe avanzando en este camino que salva vidas.

Un año después de que la Corte Constitucional polaca dictaminara que los niños con malformaciones tienen los mismos derechos que los demás, incluido el derecho a nacer, el Parlamento Europeo votó a favor de «condenar» a Polonia y exigir el aborto en el país.

A %d blogueros les gusta esto: