18/07/2024

El régimen de Nicaragua detiene a 3 sacerdotes más: Norori, Centeno y Gadea; ya son 11 curas presos

La dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua, que ya tenía a 8 sacerdotes presos, incluyendo al obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, ha sumado en el fin de semana otros 3 sacerdotes detenidos.

El diario El Confidencial confirmó el domingo que hombres vestidos de civil detuvieron a dos sacerdotes de la diócesis de Estelí (que también administraba temporalmente el obispo Rolando hasta que fue detenido). Se trata de:

Julio Ricardo Norori, de la parroquia San Juan Evangelista de San Juan del Río Coco, departamento de Madriz; cumplió 25 años de servicio sacerdotal en mayo de 2023; profesor en el Seminario Mayor de Estelí.
Iván Centeno, de la parroquia Inmaculada Concepción de María, en Jalapa, departamento de Nueva Segovia.

Otras fuentes apuntan un tercer arrestado:

Cristóbal Gadea, párroco de la iglesia Nuestra Señora de la Merced, en El Cuá, departamento de Jinotega, diócesis de Jinotega; Gadea visitó España en 2019 para explicar el grado creciente de hostilidad del régimen contra la Iglesia.

Norori y Centeno por ahora no están en la cárcel, sino que son retenidos en el Seminario Nuestra Señora de Fátima. Del padre Gadea se desconoce su paradero.

En este vídeo de 2019 en HM Televisión, en España, el padre Gadea explicaba la persecución de entonces, sobre todo contra periodistas y opositores; aún no habían empezado a detener y encarcelar sacerdotes.

Hubo rumores sobre la detención de otro sacerdote del departamento de Madriz, el P. Erick Ramírez Velásquez, pero la página de Facebook de la parroquia en la noche del lunes aseguró que se encontraba en «perfectas» condiciones.

Además, la abogada e investigadora Martha Patricia Molina, que investiga y recopila los casos de hostigamiento del régimen contra la Iglesia, señaló a El Confidencial que otros cinco sacerdotes de las diócesis de Estelí y Jinotega fueron obligados a «pasear» en camionetas particulares, amenazados por policías y paramilitares. “Les dijeron que mucho joden y que si continúan así ya conocerán su fin”, asegura la abogada, autora del estudio ‘Nicaragua: ¿Una Iglesia perseguida?

Sacerdotes de otros lugares de Nicaragua, incluida la Diócesis de León, comunicaron a Molina hombres vestidos de civil les fotografiaron y grabaron durante el domingo. Al parecer, el régimen está reforzando más la vigilancia sobre lo que los sacerdotes hacen los domingos, lo que predican, las reuniones en las que participan, etc…

En concreto, Molina señala que los tres sacerdotes detenidos eran «claros en sus homilías» y hablaban de «las injusticias que se viven a diario».

La parroquia del padre Iván Centeno pidió «oraciones por nuestra parroquia y nuestros sacerdotes» la tarde del domingo a través de su cuenta de Facebook. La petición no se atrevía a especificar que los sacerdotes estaban secuestrados por la Policía.

Con estos, ya serían 11 los sacerdotes detenidos

Antes de estas tres detenciones, la dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua mantenía a ocho sacerdotes presos. Tres están condenados en firme por delitos absurdos, en juicios amañados sin un derecho real a defenderse. Dos están bajo «seminario por cárcel» (Leonardo Guevara Gutiérrez y Eugenio Rodríguez Benavides, retenidos y vigilados sin libertad en el edificio de un seminario), dos están encarcelados en Managua y de uno aún no se ha confirmado ubicación exacta.

Además del obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez (condenado a más de 26 años de prisión acusado de una genérica y etérea «traición a la patria»), tienen sentencia firme Leonardo Urbina, de Boaco, y el sacerdote Manuel Salvador García, de Nandaime. Los tres fueron detenidos en 2022. Los otros sacerdotes encarcelados son Osman Amador Guillén, responsable de Cáritas en Estelí (el régimen cerró Cáritas Estelí y la ilegalizó) y Jaime Iván Montesinos Sauceda del municipio de Sébaco, Matagalpa.

El padre Osman Amador Guillén fue detenido el 8 de septiembre y ha celebrado su 37 aniversario en prisión, sin que se se le haya acusado de nada concreto aún ni se sepa donde está retenido.

El padre Osman José Amador Guillén, encargado de Cáritas Estelí, el viernes 8 de septiembre, fiesta del nacimiento de la Virgen María, su última foto en Instagram antes de ser secuestrado esa tarde.

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»