12/08/2022

¿Es pecado tomar cerveza? Responde un sacerdote

, 05 Ago. 22 (ACI Prensa).-
En el marco del Día Internacional de la Cerveza, que se celebra este viernes 5 de agosto, el P. Francisco José Delgado, sacerdote de la Arquidiócesis española de Toledo, responde a la pregunta: ¿es pecado tomar cerveza?

“Beber cerveza no es pecado. La cerveza es una bebida alcohólica de origen muy antiguo, que ha sido empleada en distintas culturas”, indicó el sacerdote a ACI Prensa.

En Europa, por ejemplo, “los monjes empezaron a elaborarla y beberla en el siglo XI, sobre todo para evitar la contaminación del agua y como bebida nutritiva en tiempos de ayuno”, explicó.

“No hay en la Sagrada Escritura ninguna prescripción contra las bebidas alcohólicas”, subrayó el P Delgado.

De hecho, resaltó el sacerdote español, “el vino formaba parte de la Cena Pascual, de la que provendría después la Eucaristía”.

El sacerdote también explicó que “el vino, propio de la cultura hebrea, es un elemento que aparece en contexto de celebración y alegría, como en las Bodas de Caná, o para curar heridas, como en la parábola del Buen Samaritano”.

Por tanto, “el uso de bebidas alcohólicas no es pecado, tampoco en el caso de la cerveza”, reiteró.

No a las borracheras, mucho menos en fiestas religiosas

El sacerdote español recomendó que “el católico debería siempre alejarse de los ambientes en los que se fomente el uso irresponsable de la cerveza y, en general, de las bebidas alcohólicas”.

“Especialmente causa escándalo cuando se mezclan las fiestas religiosas con las borracheras. Eso debe evitarse siempre y reprenderse cuando se observe”, remarcó.

El P. Delgado también advirtió ante el alcoholismo y sus consecuencias en las familias, pero señaló que “la vida de fe es una ayuda fundamental para vencer esa triste situación”.

¿Qué dice la Iglesia Católica sobre la embriaguez?

El sacerdote precisó luego que “lo que sí previene la Sagrada Escritura es contra la embriaguez, consecuencia del abuso del alcohol y, por tanto, de la cerveza”.

En ese sentido, el Catecismo de la Iglesia Católica señala en el numeral 2290 que “la virtud de la templanza conduce a evitar toda clase de excesos, el abuso de la comida, del alcohol, del tabaco y de las medicinas”.

“Quienes en estado de embriaguez, o por afición inmoderada de velocidad, ponen en peligro la seguridad de los demás y la suya propia en las carreteras, en el mar o en el aire, se hacen gravemente culpables”, advierte el Catecismo.

El P. Delgado advirtió asimismo que “la embriaguez puede ser un pecado contra el quinto mandamiento (No matarás) cuando daña la propia salud o cuando pone en peligro la salud de otros”.

“Por tanto, lo que se debe evitar es el abuso, lo que en cada persona puede ser diferente por muchos motivos. Ahí entra la virtud de la templanza, como dice el Catecismo, y también la de la prudencia”, alertó el sacerdote.

No tomar para “alegrarse”

El P. Delgado precisó además que la embriaguez puede ser también “ocasión de pecado, por lo que tiene de debilitamiento de la voluntad. Por tanto, el cristiano debe evitar siempre la embriaguez”.

Para concluir, el sacerdote destacó que “como la cerveza está asociada con la fiesta y la alegría, yo recomendaría beber porque uno está alegre y no para alegrarse”.

A %d blogueros les gusta esto: