13/08/2022

Ex alumno de escuela en Canadá agradece al Papa Francisco por su “gran compasión”

, 25 Jul. 22 (ACI Prensa).-
En el segundo día de su viaje a Canadá, el Papa Francisco escuchó el conmovedor mensaje de Wilton Littlechild, ex alumno de una de las escuelas residenciales de Canadá y líder de los pueblos indígenas en el país.

El lunes 25 de julio, el Santo Padre visitó la antigua Escuela Residencial Emineskin, en Maskwacis, al sur de Edmonton, Alberta, que funcionó entre 1895 y 1975 y ahora está parcialmente demolida; y rezó frente al cementerio local, ubicado cerca del colegio.

En ese lugar, el Papa se reunió con grupos de indígenas de las Primeras Naciones, métis e inuit, entre ellos, ex alumnos de escuelas residenciales que sobrevivieron a abusos cometidos en los centros educativos. Además, estuvieron presentes la Gobernadora General de Canadá, Mary Simon, y el Primer Ministro, Justin Trudeau.

Al darle la bienvenida, Wilton Littlechild, líder de los pueblos indígenas de 78 años, expresó al Papa Francisco el “profundo agradecimiento” por “el gran esfuerzo” de visitarlos en Maskwacis, “el territorio ancestral de los pueblos cree, dene, blackfoot, saulteaux y nakota sioux”.

“Esta mañana junto a la gente de Maskwacis están reunidos los sobrevivientes de escuelas residenciales, jefes, líderes, ancianos, guardianes del conocimiento y jóvenes de las Primeras Naciones, métis y comunidades inuit”, dijo.

“Has viajado un largo camino para estar con nosotros en nuestra tierra, y caminar con nosotros por el camino de la reconciliación”, señaló. “Es una bendición recibirte y hospedarte entre nosotros”, agregó.

Littlechild, que en inglés significa “niño pequeño” y en lengua cree “águila dorada”, es un ex alumno de la Escuela Residencial Ermineskin y un antiguo miembro de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación que luchó por reivindicar a las víctimas de abusos.

El líder visitó en abril al Papa Francisco en Roma, con un grupo de sobrevivientes indígenas.

En su discurso, Littlechild dijo que conoce “cerca de 7 mil testimonios de ex alumnos de colegios residenciales” de Canadá, y destacó la “gran compasión” que el Santo Padre demostró hacia su pueblo al escuchar sobre los abusos que sufrieron en el Vaticano.

“Durante nuestro tiempo contigo, nos quedó claro a todos que escuchaste profundamente y con gran compasión los testimonios que contaron, la forma en que se suprimió nuestro idioma, se nos arrebató nuestra cultura y se denigró nuestra espiritualidad”, expresó.

“Escuchaste la devastación que siguió al modo en que nuestras familias fueron separadas. Las palabras que nos dirigió en respuesta salieron claramente de lo más profundo de su corazón, y fue para los que lo escuchamos una fuente de profundo consuelo y gran aliento”, agregó.

Según señaló Vatican News, los padres de Littlechild eran parte de los cerca de 150 mil niños indígenas inscritos en las escuelas residenciales de Canadá, donde murieron un número desconocido de niños en esa época.

Ambos sobrevivieron, pero entregaron a Littlechild a sus abuelos, que lo llevaron a la antigua Escuela Residencial Emineskin, donde recibió un uniforme con el número 65, cifra con la que fue identificado en lugar de su nombre.

Littlechild también agradeció al Papa Francisco por cumplir su promesa de visitarlos y “por expresar a su manera, un fuerte deseo de estar cerca de nosotros”.

“Dijo que viene como un peregrino, buscando caminar junto a nosotros en el camino de verdad, justicia, sanación, reconciliación y esperanza. Nos alegramos de que nos acompañe en el viaje, en este camino”.

“Esperamos sinceramente que nuestro encuentro esta mañana, y las palabras que compartirá con nosotros, logren una verdadera sanación y verdadera esperanza para muchas generaciones futuras. Kitatamihin, Su Santidad. Bienvenido a nuestra tierra”, concluyó.

Las escuelas residenciales de Canadá fueron impulsadas y supervisadas por el Estado entre 1883 y 1996, y administradas por varias denominaciones cristianas, incluidas algunas diócesis y comunidades religiosas de la Iglesia Católica.

Según una investigación de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, realizada entre 2008 y 2015, entre 4 mil y 6 mil estudiantes murieron por negligencias o como resultado de abusos en las diferentes escuelas residenciales del país.

El Papa Francisco llegó a Canadá el 24 de julio y estará en el país hasta el 30 de julio, para alentar a las comunidades indígenas a “caminar juntos”-como dice el lema del viaje apostólico- hacia “el camino de sanación y reconciliación ya emprendido”. El Santo Padre tiene programado reunirse con grupos de indígenas en Edmonton, Quebec e Iqaluit.

El Papa Francisco es el segundo Pontífice en visitar Canadá después de los tres viajes que realizó San Juan Pablo II en 1984, 1987 y 2002. Benedicto XVI también se reunió con los nativos americanos en 2009 y pidió perdón a nombre de la Iglesia Católica.

A %d blogueros les gusta esto: