12/08/2022

¿Por qué el régimen de Daniel Ortega tiene en la mira a este Obispo en Nicaragua?

, 05 Ago. 22 (ACI Prensa).-
“En lo particular temo por la vida de Mons. Rolando José y su clero”, advierte la abogada nicaragüense Martha Patricia Molina Montenegro, integrante del Observatorio Pro Transparencia y Anticorrupción, tras el creciente acoso policial del régimen de Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, contra el Obispo de Matagalpa, Mons. Rolando José Álvarez Lagos.

“Considero, por el reciente mensaje de odio en contra del Obispo Álvarez de parte de la primera dama y vicepresidenta de Nicaragua (Rosario Murillo), un mensaje utilizando palabras ordinarias que no se estilan en un cargo tan importante, es una muestra de que la iglesia católica estará bajo ataque, ya es una situación de lucha frontal y dirigida”, dijo Molina Montenegro a ACI Prensa, este 5 de agosto.

El Obispo de Matagalpa ha sido víctima en las últimas horas de un creciente acoso policial. Los videos difundidos por la Diócesis de Matagalpa muestran cómo el cerco policial impuesto por el régimen de Ortega, impidió incluso que el Prelado salga de la sede de la curia episcopal para celebrar la Misa en la Catedral, la tarde del 4 de agosto.

En un mensaje difundido en las últimas horas, Murillo, esposa de Ortega y vicepresidenta de Nicaragua desde 2017, acusó veladamente a la Iglesia en Nicaragua de “infringir las leyes” y “cometer delitos porque provocar, hacer ostentación de impunidad es un delito sobre todo cuando lo que se provoca es discordia”.

Además, dijo que la Iglesia comete un “pecado de lesa espiritualidad”.

Martha Patricia Molina Montenegro, autora de un reciente informe que revela los más de 190 ataques contra la Iglesia Católica en Nicaragua realizados bajo la protección del régimen de Daniel Ortega, dijo a ACI Prensa que Mons. Álvarez Lagos “es uno de los obispos que tiene una trayectoria impecable, apegado a la verdad y al Evangelio”.

“Es un obispo que se involucra extremadamente con su pueblo y es muy respetado y amado no solo en su Diócesis, sino en Nicaragua en general”.

El Prelado, agregó, “es un referente de fe y de defensa de los derechos de las personas más vulnerables”.

Para la abogada nicaragüense, “el odio y envidia por parte de la pareja presidencial es porque no han logrado apagar su voz, ni difamarlo, ni que la gente le dé la espalda”.

“Al contrario, es cuando más unidos a él se encuentra el pueblo”.

Según el régimen de Ortega, la Iglesia organiza “grupos violentos”

Lejos de detener el acoso, la Policía Nacional de Nicaragua difundió este 5 de agosto un comunicado acusando a la Iglesia Católica, “encabezada por el Obispo, Monseñor ROLANDO JOSÉ ÁLVAREZ LAGOS”, de “organizar grupos violentos, incitándolos a ejecutar actos de odio en contra de la población”.

Según la policía del régimen de Ortega, la Iglesia está “provocando un ambiente de zozobra y desorden, alterando la paz y la armonía en la comunidad, con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales”.

Monseñor Álvarez tiene el respaldo de todo el pueblo nicaragüense. La Policía Sandinista no tiene la legitimidad para acusar a un referente moral de nuestro país. La Dictadura se condena a sí misma cada vez que emprende estás acciones totalitarias. #SOSNicaragua pic.twitter.com/LmSA0BSiSP

— AUN (@AUNNicaragua) August 6, 2022

Además, anunció un “proceso de investigación”, y advirtió, sin precisar a quiénes se refiere, que “las personas investigadas se mantendrán en sus casas”.

La abogada nicaragüense dijo a ACI Prensa que en verdad Ortega y Murillo “nunca” han tenido respeto por la Iglesia Católica: “no tienen respeto no solo a los obispos y sacerdotes, sino que no aman, no temen y no respetan a Dios”.

La escalada violenta del régimen de Daniel Ortega contra la Iglesia Católica ha incluido la expulsión del país de las Misioneras de la Caridad, fundadas por la Madre Teresa de Calcuta, y el cierre de televisoras y radios católicas.

“Nos encontramos desarmados”

Molina Montenegro dijo que el gobierno de Ortega y Murillo comete “delitos de lesa humanidad, que afectan no solo a los nicaragüenses sino a la comunidad en general”.

“Los nicaragüenses nos encontramos desarmados y además que no sabemos ni queremos guerras”, dijo.

La jurista advirtió luego que los ciudadanos nicaragüenses “no tenemos la menor posibilidad de arreglar la situación por nuestros propios medios, porque la Policía Nacional, el Ejército y paramilitares tienen las órdenes de reprimir, torturar y asesinar a quienes se opongan”.

“Nuestros únicos medios para defendernos ha sido la oración, el rezo del rosario y la documentación para mantener informados al mundo”, dijo.

“Grave peligro”

La abogada nicaragüense indicó que “los obispos y sacerdotes están claros del grave peligro al que se enfrentan en la actualidad, y están dispuestos a ofrendar su vida por defender la del pueblo”.

“Creo que ellos están preparados y sin temor, producto de las oraciones y fortaleza que les brinda el Espíritu Santo”, dijo.

A %d blogueros les gusta esto: