27/11/2021

Religiosas empezaron acogiendo 4 huérfanos y ahora albergan a cerca de 800

, 25 Nov. 21 (ACI Prensa).-
Las religiosas de la Congregación de las Hermanas de María de la Medalla Milagrosa (FMM) llevan a cabo su misión ayudando a 800 niños huérfanos, o en estado de necesidad, en las seis pensiones que dirigen en la Diócesis de Kontum (Vietnam); una labor que empezaron dando hogar a cuatro menores.

Una de las religiosas, identificada como la Hermana YB, indicó a Asia News que los cerca de 800 niños, menores de 16 años, que alberga la congregación son huérfanos o vivían solos, por lo que crecieron “en circunstancias difíciles”.

 

Además, remarcó que la mayoría de los pequeños pertenecen a “minorías étnicas», a menudo “muy pobres”.

Frente a la crítica situación, las religiosas comenzaron cuidando solamente a 4 huérfanos, pero con el tiempo, su labor creció hasta llegar a construir seis pensiones para albergar a los niños huérfanos o necesitados.

“Al principio, ni siquiera teníamos leche para ofrecer a estos niños”, recordó la religiosa. “Empezamos dándoles el agua en la que cocinamos arroz en lugar de leche. A otros les dimos una sopa hecha con hojas del bosque”, agregó.

Asia News resaltó que, para los habitantes de la zona, el trabajo que realizan los misioneros es fundamental, ya que “ellos mismos se ven obligados a vivir en circunstancias difíciles”.

Algunas “familias tienen muchos hijos, de siete a 12, y nosotros cuidamos al menos uno de cada uno”, agregó la Hermana YB.

 

Las pensiones reciben también forasteros, incluido turistas, que vienen a visitar a los niños y participan de las Misas y servicios religiosos que ofrecen las iglesias locales. Asia News resaltó que, en esas ocasiones, las personas traen arroz, pasta, alimentos de todo tipo y artículos básicos para ayudar a las religiosas.

Las religiosas también cultivan plátanos, arroz, tapioca y trigo para alimentar a los pequeños, para aliviar la carga financiera de la congregación.

“El trabajo de las monjas es crucial y apreciado por las autoridades comunistas locales, que visitan indefectiblemente las casas para evaluar la salud de los niños y revisar los libros, que las monjas llevan con la máxima transparencia”, agregó Asia News.

Asimismo, indicó que el convento viene realizando eventos de recaudación para ayudar a las comunidades de minorías étnicas, “así como a las personas con lepra o discapacidad”.

A %d blogueros les gusta esto: