27/11/2021

Sacerdote asesinado en campo de concentración nazi será santo tras curación de melanoma

, 25 Nov. 21 (ACI Prensa).-
El Papa Francisco aprobó la canonización del beato Tito Bradsma, sacerdote carmelita que fue asesinado en el campo de concentración de Dauchau (Alemania) por oponerse al régimen nazi. El milagro atribuido a su intercesión fue la curación de un sacerdote carmelita en Palm Beach (Estados Unidos) al que se le había diagnosticado un melanoma metastásico de los ganglios linfáticos, por el que era altamente probable que falleciera.  

El beato Tito Brandsma nació en Países Bajos en 1881, entró en la orden de los Frailes carmelitas y se ordenó sacerdote en 1905.

Inició varias publicaciones, incluida la traducción de las obras de Santa Teresa de Ávila al holandés. En 1923 fue nombrado profesor de filosofía e historia del misticismo en la Universidad Católica de Nijmegen (Holanda), de la que se convirtió en Rector Magnífico. En 1935 fue nombrado asistente eclesiástico de la asociación de periodistas católicos.

Ante el peligro del nacionalsocialismo, en 1942, en nombre del episcopado nacional, visitó las redacciones de los periódicos católicos en los Países Bajos, animándolos a resistir la presión nazi.

Sin embargo, el 19 de enero de 1942, al regresar al convento, fue arrestado y encarcelado en la prisión de Scheveningen. Pasó por varias cárceles hasta que finalmente fue trasladado al campo de concentración de Dachau (Alemania) donde realizó trabajos forzados, hasta que debido a las condiciones inhumanas tuvo que ser ingresado en el hospital del campo de concentración.

Fue asesinado con una inyección de ácido carbólico en el mismo campo de concentración el 26 de julio de 1942. Fue beatificado el 3 de noviembre de 1985.

La Causa de Postulación del Beato Titus Brandsma, la Postulación de la Causa presentó a la Congregación de las Causas de los santos la curación milagrosa atribuída a su intercesión. 

Fue la curación de un sacerdote carmelita de un «melanoma metastásico de los ganglios linfáticos» en 2004 en Palm Beach (Estados Unidos).

El 9 de marzo de 2004, se le diagnosticó al sacerdote un «melanoma maligno nodular, de al menos nivel anatómico IV». El 30 de julio de 2004 fue intervenido quirúrgicamente. 

Fue el mismo sacerdote, que entonces era párroco en Boca Ratón, Palm Beach, Florida (Estados Unidos), quien se encomendó al Beato Titus Brandsma.

Había conocido de su testimonio cuando estaba en el seminario, por medio de un profesor holandés que había vivido en la misma comunidad que el Beato cuando fue detenido por la Gestapo.

Cuando el sacerdote supo del mal pronóstico que tenía su enfermedad, se dirigió espontáneamente al Beato Tito Brandsma e invitó a sus a sus hermanos de comunidad a unirse a las oraciones. También se unieron familiares, feligreses, conocidos y sacerdotes de la Diócesis de Palm Beach.

El sacerdote carmelita colocó una reliquia del Beato sobre las partes enfermas. Las oraciones fueron personales y comunitarias, también con momentos de oración organizados que involucraron a toda la Diócesis de Palm Beach y que continuaron antes, durante y después de la intervención.

El Papa Francisco ratificó la curación milagrosa de este sacerdote por intercesión del beato Tito Brandsma y anunció su canonización. 

A %d blogueros les gusta esto: