18/08/2022

¿San Juan Pablo II salvó de “milagro” a un piloto de la Fórmula 1?

, 23 Jul. 22 (ACI Prensa).-
¿El Papa San Juan Pablo II salvó con un “milagro” a un conocido piloto de la Fórmula 1?

Robert Józef Kubica tiene ahora 37 años y es el único polaco hasta ahora que ha ganado un Gran Premio de Fórmula 1.

En 2007 sufrió un grave accidente al que sobrevivió y en el que más de uno dijo que intervino milagrosamente el Papa San Juan Pablo II, que estaba aún en proceso de beatificación.

Fue Kubica mismo quien se distanció del relato de que había sido salvado por el Papa polaco en el accidente que sufrió en el Gran Premio de Canadá, en el que chocó en la vuelta 27 a 230 kilómetros por hora.

“En Polonia se reportan muchas cosas que no son verdad. No sé quién me salvó, no sé si alguien me salvó. Estoy en una pieza y esto es muy positivo”, dijo Kubica en aquella oportunidad según refiere ESPN.UK.

El accidente de 2011

La historia fue muy distinta cuatro años después, el 6 de febrero de 2011. El piloto polaco nacido en Cracovia, la misma ciudad en la que nació San Juan Pablo II, sufrió un nuevo accidente, esta vez en un rally en Andora, Italia.

Ya entonces el piloto de 26 años corría con la inscripción “Juan Pablo II” en su casco.

El accidente obligó a que lo sometieran a una primera cirugía de siete horas, y varios otros procedimientos en la mano y los pies a causa de las graves lesiones que sufrió.

“Mi familia llegó desde Polonia. Me duele por mi mamá que ha sufrido mucho. No tengo mucho dolor porque estoy sedado, la cuenta regresiva para mi retorno ya empezará”, dijo entonces según informó Fox Sports.

La reliquia de San Juan Pablo II

Desde el hospital en el que estuvo tras el accidente del 6 de febrero, Kubica pidió al Cardenal Stanislaw Dziwisz, una reliquia del Papa polaco.

El Cardenal Dziwisz, que fue durante más de 40 años secretario personal de Juan Pablo II, colocó en un relicario de oro un pedazo de tela con una gota de sangre de Juan Pablo II.

Según informó entonces TVN24 de Polonia, el relicario fue entregado a Kubica y se notó una clara recuperación desde entonces.

El Purpurado polaco dijo que esperaba una pronta recuperación de Kubica y que tuviera fe en que las reliquias del entonces Beato Juan Pablo II lo ayudarían.

“Kubica viene de Cracovia, tiene allí a sus fans. Deseo que se recupere pronto. Y lo encomiendo una vez más al cuidado de Juan Pablo II”, dijo entonces el Cardenal.

“Le deseo que él también tenga una fe tan grande que lo ayude para recuperarse y que obtenga más logros”, agregó el exsecretario del Papa polaco.

Mientras estuvo en el hospital, Kubica también tuvo junto a su cama una foto de San Juan Pablo II que le llevó su mánager.

A %d blogueros les gusta esto: