12/08/2022

Valiente arzobispo celebra 40 años de sacerdote en Estados Unidos

, 10 Jul. 22 (ACI Prensa).-
Mons. Salvatore Cordileone, Arzobispo de San Francisco en California (Estados Unidos), celebra 40 años de haber sido ordenado sacerdote, cuando tenía 26 años de edad.

“Rezamos por el Arzobispo Cordileone este día en el que celebra el 40 aniversario de su ordenación sacerdotal”, señala la Arquidiócesis de San Francisco en un tuit publicado el 9 de julio.

“Que el Señor lo llene de las gracias necesarias para que su ministerio siga dando frutos en la vida de aquellos a los que sirve como pastor”, agrega.

Mons. Cordileone, cuyo apellido italiano de su familia siciliana puede traducirse como “Corazón de león”, nació el 5 de junio de 1956. Tiene 66 años de edad.

Fue ordenado sacerdote para la Diócesis de San Diego el 9 de julio de 1982, por el entonces Obispo de esa jurisdicción, Mons. Leo T. Maher.

El P. Cordileone fue nombrado Obispo Auxiliar de San Diego por el Papa San Juan Pablo II el 5 de julio de 2002, recibiendo la consagración episcopal el 21 de agosto del mismo año.

En 2009 fue designado Obispo de Oakland, cargó en el que sirvió hasta 2012, cuando fue designado Arzobispo de San Francisco por el Papa Benedicto XVI.

Como Arzobispo de San Francisco ha sido siempre un firme defensor de la vida, la familia y la doctrina católica.

En mayo de este 2022, el Prelado californiano prohibió recibir la Comunión a Nancy Pelosi, política del Partido Demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, debido a su público y persistente apoyo al aborto.

Algunos meses antes de tomar la decisión de prohibirle la Comunión, Mons. Cordileone había lanzado la campaña de ayuno y oración titulada “Una Rosa y un Rosario” por Nancy Pelosi, iniciativa que logró reunir más de 16 mil rosas y rosarios por la política demócrata.

En mayo de 2021, el Prelado agradeció al Arzobispo de Denver, Mons. Samuel Aquila, por su “respuesta tan extraordinaria” al polémico Camino Sinodal de los obispos de Alemania.

El Camino Sinodal es un proceso, marcado por una serie de pronunciamientos contrarios a la doctrina de la Iglesia Católica, que llevan a cabo obispos y laicos alemanes.

Entre otras cosas, el Arzobispo de San Francisco también defiende el derecho al culto público de los católicos, la Misa tradicional en latín y que la educación sea doctrinalmente correcta en las escuelas católicas.

A %d blogueros les gusta esto: