02/08/2021

«Vengo a descansar en ti, alma querida porque ¡Soy tan poco amado de los hombres!»

 

«Vengo a descansar en ti, alma querida porque ¡Soy tan poco amado de los hombres! Busco siempre amor y no encuentro más que ingratitud. ¡Son tan pocas las almas que verdaderamente me aman!
 
     Lo que deseo de ti es que estés dispuesta a consolar a Mi Corazón siempre que te lo pida, pues el consuelo que me da un alma fiel compensa la amargura que me causan cien almas frías e indiferentes.»
(Palabras de Jesús al alma, tomadas de «Un Llamamiento al Amor», por Sor Josefa Menéndez)
A %d blogueros les gusta esto: