EL PURGATORIO Y EL ESCAPULARIO DEL CARMEN

 

http://sicutoves.blogspot.com.es/

“Debemos ayudar a los que se hallan en el Purgatorio. Demasiado insensible seria quien no auxiliara a un ser querido encarcelado en la tierra; mas insensible es el que no auxilia a un amigo que está en el Purgatorio, pues no hay comparación entre las penas de este mundo y las de allí”.

Santo Tomás de Aquino  – Sobre el Credo, 5, 1. c., p. 73

Siguiendo las directrices de «LA SEMANA DEL BUEN CRISTIANO», quiero recordar a cuantos visten el Bendito Escapulario del Carmen, que pueden aplicar las indulgencias con que la Santa Iglesia ha bendecido dicha prenda, a favor de las Almas del Purgatorio, a fin de que obtengan la remisión de sus penas o al menos, cierto alivio en sus sufrimientos
       «…quienes perseveren en santa pobreza, obediencia y castidad y entren en esta santa Orden y Santa Religión, llevando el signo del santo hábito y llamándose hermanos o hermanas de mi Orden antedicha, serán liberados y absueltos de la tercera parte de sus pecados, desde la hora del día en que ingresen en dicha Orden, prometiendo castidad si es viuda, virginidad si es virgen, y guardando la fidelidad matrimonial si estuviese casada, como manda la Santa Madre Iglesia. 
      Y que los hermanos que profesen en dicha Orden sean absueltos de pena y de culpa. Y el día en que pasen de esta vida presente al Purgatorio, a esta gloria implorada, yo bajaré del cielo como Madre Gloriosa el sábado después de su muerte, y a cuantos de ellos encuentre en el Purgatorio, los libraré y los conduciré al monte de la vida eterna.»
Extracto de la «Bula Sabatina» del Papa Juan XXII

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *