29/11/2023

Apoyarnos en la fuerza De Dios

Dice Jesús: “Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír”. El Señor pronuncia esas palabras atestiguando que es el Mesías que ha venido a traer la liberación de los cautivos, a proclamar el año de gracia del Señor. Con esas palabras Jesús nos señala cómo lo hace todo absolutamente nuevo. De hecho es su presencia la que hace que todo se cumpla; es decir, en Jesús se encuentra la realización, la plenitud de todo.

 Esta afirmación de Jesucristo podemos ponerla en relación con otra: “entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados”. La costumbre no se opone a la novedad. Desgraciadamente, en ocasiones, nuestras rutinas matan las posibilidades que se encierran en cada acontecimiento. Pero la costumbre no se opone al cumplimiento y al hoy de Dios.

 Si nos apoyamos en nuestras solas fuerzas reducimos el horizonte de posibilidades. Podremos esperar muchas cosas, pero siempre serán finitas porque tenemos un límite que nos es infranqueable. La cerrazón del hombre sobre sí mismo es causa de muchas frustraciones, bien porque de antemano prevemos que no seremos capaces, bien porque pensando que podíamos más al final hemos de reconocer nuestra impotencia.

Debemos seguir acudiendo al trabajo, a las celebraciones litúrgicas, al gimnasio o a la compra como hacemos siempre, pero abiertos a la acción de Dios, apoyándonos en su poder. Es un ejercicio al que hemos de habituarnos cada día: poner nuestra confianza en Jesús sólo empezar el día, para que sea Él quien se muestra en nuestra vida; para que hoy se realice su redención en nosotros.

Que la Virgen Inmaculada, en quien se refleja la bondad de Dios, nos proteja durante este día.

 

TRANSLATE with
COPY THE URL BELOW
<!–a id="TwitterLink" title="Share on Twitter"> </a–>
Back

EMBED THE SNIPPET BELOW IN YOUR SITE
Enable collaborative features and customize widget: Bing Webmaster Portal
A %d blogueros les gusta esto: